FACUA denuncia a diez aerolíneas y agencias de viajes por vulnerar la nueva Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios

Anuncian sus vuelos y paquetes vacacionales sin indicar el precio completo, pese a que están obligadas por la legislación.

La Federación de Consumidores en (FACUA) ha denunciado a diez compañías aéreas y agencias de viajes por anunciar sus vuelos y paquetes vacacionales sin indicar el precio completo, pese a que están obligadas por la legislación.

Los precios que aparecen en la publicidad e información comercial de estas empresas omiten conceptos como cargos adicionales por la emisión de los billetes o por el incremento de los carburantes así como las tasas de los puertos marítimos y aéreos e incluso propinas que se imponen en los cruceros. Las empresas denunciadas son Air Comet, Air Europa, Halcón Viajes, Ryanair, Viajes Ecuador, Viajes El Corte Inglés, Viajes Iberia, Viajes Marsans, Soltour y Spanair.

Las denuncias han sido presentadas ante el Instituto Nacional del Consumo del Ministerio de Sanidad y Consumo y las administraciones competentes en materia de protección al consumidor de las comunidades autónomas donde tienen su sede social las empresas, concretamente las de Baleares, Madrid y País Vasco.

Nueva Ley

FACUA argumenta en sus denuncias que la Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios establece que "en toda información al consumidor sobre el precio de los bienes o servicios, incluida la publicidad, se informará del precio final completo, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación, de los gastos que se repercutan al consumidor y usuario y de los gastos adicionales por servicios accesorios, financiación y otras condiciones de pago similares".

Desde enero

Estos preceptos están vigentes desde el pasado 2 de enero, pero las empresas denunciadas continúan facilitando precios engañosos en su publicidad, para indicar, generalmente en una diminuta tipografía, que hay que sumarles diversos conceptos.

Asimismo, la Federación señala que las compañías pueden incurrir en publicidad engañosa, definida por la Ley General de Publicidad como aquélla que "de cualquier manera, incluida su presentación, induce o puede inducir a error a sus destinatarios, pudiendo afectar a su comportamiento económico". Según esta norma, "es asimismo engañosa la publicidad que silencie datos fundamentales de los bienes, actividades o servicios".

Ya somos 198.323