Bio

Peter C. G°tzsche: "Sospecho que AstraZeneca ha cometido fraude en sus ensayos clÝnicos"

El cientÝfico danÚs, autor de 'Vacunas. Verdades, mentira y controversia', explica los motivos por los que no siempre se puede confiar en las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Por ┴ngeles Castellano

Peter C. Gøtzs­che (Næstved, Dinamarca, 1949) tiene una larga trayectoria en la ciencia. Entre otras dedicaciones, este especialista en medicina interna conoce a fondo los ensayos clínicos y asuntos regulatorios de la industria farmacéutica. Fundó, junto a otros científicos, el Centro Nórdico Cochrane en Copenhague, dedicado a revisar los estudios y análisis clínicos de medicamentos y vacunas, hasta que fue expulsado en 2018 por firmar, junto con otros dos investigadores, una crítica a los resultados publicados sobre la eficacia de la vacuna del virus del papiloma humano (VPH). En 2019 fundó un nuevo Instituto por la Libertad Científica, con el objetivo de "preservar la honestidad e integridad en la ciencia" (según declaró entonces al British Medical Journal).

Ha publicado cerca de 80 artículos en las cinco revistas médicas más importantes del mundo, y varios libros de los que, además del más reciente, se han traducido al español Medicamentos que matan y crimen organizado (Libros del lince, 2014), Psicofármacos que matan y denegación organizada (Libros del lince, 2016) y Cómo sobrevivir en un mundo sobremedicado: Busca la evidencia por ti mismo‎ (Roca Editorial, 2019).

En la actualidad es profesor de Análisis y Diseño de Investigación en la Universidad de Copenhague y continúa su trabajo de revisión sistemática y evaluación de terapias farmacológicas, técnicas de tratamiento y prevención en salud.

En la conversación con Consumerismo, a través de videoconferencia, el autor de Vacunas. Verdades, mentiras y controversia, publicado en España por la editorial Capitán Swing, trata de encontrar la palabra exacta y matiza las preguntas con precisión. Es crítico con la industria farmacéutica, y pone de relieve los conflictos de intereses de investigadores y autoridades de salud pública, sin dejar de hacer una defensa cerrada de las vacunas como el mejor instrumento disponible para combatir las enfermedades.

"Este libro incluye muchos ejemplos de por qué no hay que fiarse siempre de las recomendaciones de los organismos oficiales ni de su manera de interpretar los datos", recoge en su primer capítulo su más reciente libro y advierte: "Posicionarse en contra de todas las vacunas es una insensatez sin base científica". También aclara que como científico no toma partido, sino que examina los hallazgos ya publicados sobre las vacunas, los resultados de los ensayos clínicos, para después plantear sus conclusiones. El libro repasa la información disponible sobre una vacuna utilizada como ariete por los antivacunas (que él prefiere llamar negacionistas de la ciencia), la del sarampión, para analizar también la pertinencia o no de recibir la vacuna de la gripe, el VPH, los programas de vacunación infantil y otras vacunas como la de la viruela, la fiebre amarilla, el dengue o la rabia, para concluir con un capítulo dedicado al coronavirus escrito durante los primeros meses de la pandemia.

Cubierta del libro 'Vacunas. Verdades, mentiras y controvesia'. | Imagen: Ángeles Castellano.
Cubierta del libro 'Vacunas. Verdades, mentiras y controvesia'. | Imagen: Ángeles Castellano.

 

¿Qué le impulsó a escribir el libro?

Dos cosas: mucha gente me perguntaba que por qué no hablé de las vacunas en el libro que escribí en 2013 Medicamentos que matan y crimen organizado, y expliqué que, con una formación en enfermedades infecciosas, siempre he visto las vacunas como las intervenciones más valiosas que tenemos en la asistencia sanitaria, así que nunca me las he cuestionado realmente, mientras que había muchas preguntas sobre los fármacos.

La otra razón fue que, cuando empezamos a estudiar las vacunas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), fue cuando entré a estudiar el área de las vacunas. En la revisión de los ensayos de vacunas descubrí que estos ensayos (previos a su aprobación por parte de las agencias del medicamento) no incluyen grupos de placebo o grupos de control sin tratar por la vacuna, sino que la gente recibe otra vacuna en el grupo de control, lo cual es muy extraño, porque no es así como se hacen los ensayos para aprobar los medicamentos.

A nivel general, sabemos que las agencias de medicamentos no funcionan correctamente. Están pobladas muy a menudo por personas que han hecho carrera en la industria farmacéutica, y las agencias de medicamentos son demasiado positivas hacia la industria. Todos lo sabemos, así que no voy a entrar en eso.

En el libro es usted especialmente crítico con la vacuna de la gripe. Pero la comunidad médica, al menos en España, y las autoridades de salud pública, la recomiendan, sobre todo para determinados sectores de la población, como mayores de 60 años. ¿Por qué son tan partidarios de la vacuna?

Hay varias razones para ello. A los médicos les encanta intervenir y decir a la gente lo que debe y no debe hacer. Sin embargo, en mi opinión, el mejor cirujano es el que sabe cuándo NO debe operar, pero hay muchos entes ocupados en la salud pública a los que les encanta decir a la gente que debe hacer esto y aquello aunque los beneficios sean muy, muy pequeños y haya daños sustanciales. Puedo poner un ejemplo. He estudiado el cribado mamográfico (mamografías) con tanto detalle que podría ser una de esas personas en el mundo que más sabe sobre esto. He estudiado la ciencia detrás de las mamografías y publicado un libro sobre ello en 2012. Está muy claro que el cribado mamográfico es perjudicial para las mujeres, porque detecta muchos cánceres inofensivos que luego se tratan, y eso aumenta la mortalidad de estas mujeres sanas. Así que las mamografías no reducen la mortalidad, en absoluto, y crea un montón de pacientes con cáncer que de otra manera vivirían felizmente toda su vida sin saber que tienen algo en sus pechos. Así que el cribado mamográfico debería dejar de hacerse. Y, como ves, no se está deteniendo.

Sobre la vacuna de la gripe, una de las razones que dan para no vacunarse, si no he entendido mal, es que puede dejar a la gente expuesta a variantes más graves del virus.

No es exactamente eso. Un grupo de investigadores canadienses han realizado varios estudios y han descubierto que si te vacunas contra la gripe, el riesgo de contraer influenza (que es el virus que causa la gripe) por otra cepa aumenta, por lo que en realidad aumenta el riesgo de contraer gripe en comparación con las personas que no se vacunan. Al menos si hablamos de otras cepas de influenza. Y el hecho es que los virus de la gripe mutan todo el tiempo, por lo que no es bueno que aumente el riesgo de contraer otras cepas. Esta es solo una de las muchas preocupaciones que tengo sobre la vacuna de la gripe.

Usted es muy crítico con las propias autoridades sanitarias, porque a veces se dejan llevar por otros intereses, incluso la propia OMS. ¿Por qué no se puede confiar en sus recomendaciones? ¿Cómo juzga su papel durante la pandemia de coronavirus?

Está claro que la OMS, a través de su director general, fue muy amigable con China y al principio incluso la elogió, aunque China se comportó muy mal al perseguir al denunciante que primero llamó la atención sobre la infección de Covid-19, el médico que luego murió por el virus. Se le trató muy mal, al igual que a algunos de sus colegas. Así que China se comportó muy mal al principio de la epidemia, y se ha comportado muy mal desde entonces, porque ha encubierto el hecho de que es muy probable que toda la pandemia esté causada por una fuga en el laboratorio de Wuhan, y también es muy probable que fuera un virus fabricado por los investigadores de dicho laboratorio, porque esto es lo que hacían en ese laboratorio, y lo siguen haciendo. Cogen virus que no son peligrosos y los hacen peligrosos a propósito, como parte de su investigación. Así que China ha conseguido, a través de sus amigos de Estados Unidos que financiaron en parte esa investigación, encubrir el hecho de que es muy probable que se trate de una fuga de laboratorio de un virus fabricado en él. La OMS ha estimado recientemente que hay muchas más muertes que tres o cuatro millones de personas, es más probable que sean de seis a ocho millones los que han muerto, porque muchas muertes no se han contabilizado, por ejemplo, algunos de ellos murieron en el campo, en India, Brasil y algunos otros lugares. Por lo tanto, el papel de China a lo largo de la pandemia ha sido terrible.

¿Por qué es tan importante conocer el origen de la pandemia?

Escribí un artículo llamado Made in China (disponible en inglés) sobre este tema, en el que hago un llamamiento a la OMS y a la ONU y a otras organizaciones gubernamentales para que defiendan que hay que prohibir este tipo de investigaciones en todo el mundo, porque son muy peligrosas y no han llevado a nada positivo, sino a muchos millones de muertes, al menos hasta donde yo puedo observar.

¿Por qué se lleva a cabo este tipo de investigación llamada de "aumento de la función"? Si no tengo mal entendido, se trata de modificar en el laboratorio un virus ya existente para hacerlo más peligroso para la salud humana y estudiar su comportamiento. Es difícil entender que exista…

Sí, estoy totalmente de acuerdo, no soy el único que ha calificado esto de jugar con fuego. La idea es aprender algo más sobre estos coronavirus para prepararse mejor ante una posible pandemia, pero estas razones son muy especulativas y no creo que tengan ningún mérito. Para mí está claro que incluso si este tipo de investigación tiene algún mérito, pesa mucho más los daños que puede ocasionar, y es por eso que deben ser detenidos, por completo.

No puedo probar que esta investigación (en el laboratorio de Wuhan) haya causado una pandemia, pero hay muchas pruebas circunstanciales. Si se compara con un juicio por asesinato en el que no se encuentra el cuerpo porque se deshicieron de él, todavía se puede condenar a alguien por asesinato si hay suficientes pruebas circunstanciales. Creo que este es el caso aquí, también, por lo que si esto terminase en algún tipo de juicio, creo que China, con EE.UU. siendo cómplice por financiarlo y colaborar con China, serían condenados.

Después de que se declarara la pandemia, ¿fueron correctas las decisiones de los países y de la OMS, qué hicieron bien y qué deberían haber hecho?

No se tomaron en serio cuando Taiwán les habló de esta nueva pandemia, escribo sobre esto en mi libro, y esto fue un gran fallo por parte de la OMS. Taiwán actuó inmediatamente, porque tuvieron 73 muertes durante la epidemia de SARS, así que actuaron mejor que cualquier otro país, tomando medidas inmediatamente ante la sospecha, mientras que la OMS se comportó como si arrastrase los pies, ralentizó las decisiones, e incluso se podría decir que protegieron a sus amigos chinos. Y más tarde la OMS declaró la pandemia, pero ya era demasiado tarde, lo hicieron en un momento en el que era muy difícil rastrear los contactos de forma agresiva y aislarlos, porque ya había demasiada gente infectada.

Aparte del rastreo inmediato y agresivo de los casos, ¿qué otras medidas deberían haberse tomado en Europa? Hubo diferentes enfoques, ¿qué cree que ha funcionado?

Bueno, aunque no nos guste, el confinamiento seguramente ha funcionado, porque la idea principal es no acercarse demasiado a otras personas, esto es lo que mejor funciona. Así que si se intenta que la gente no se acerque demasiado, se puede hacer mucho para que la pandemia sea más leve. Mi amigo de la Universidad de Stanford, John Ioannidis, ha publicado recientemente un artículo científico muy importante en el que demuestra que los confinamientos menores no son menos eficaces que los confinamientos totales, lo cual es increíblemente interesante, porque muchos países han sufrido enormemente, en particular nuestros niños y jóvenes en edad escolar, por los confinamientos totales, por lo que se podrían realizar confinamientos menores. Así que lo que más he echado de menos en esta pandemia es la investigación, una gran cantidad de investigaciones útiles cerrando escuelas, o no cerrando escuelas, en diferentes partes del país y entonces podríamos haber aprendido de esto. Nunca hicimos estas cosas, y por lo tanto muchas medidas fueron impulsadas por el pánico.

Entiendo lo que quieres decir, pero quizás algunos de estos confinamientos totales se decidieron porque la gente necesitaba ser protegida de sí misma, ya que algunas personas parecían querer engañarse a sí mismas, saltándose normas que estaban decididas para proteger su salud como si fuesen inmunes al virus haciendo cosas como pedir prestado un perro para poder salir a pasear y cosas absurdas de este tipo…

Sí, eso es correcto, y de nuevo Taiwán es un buen ejemplo en este sentido. La gente no fue enviada a casa cuando se infectó a guardar cuarentena, porque esto es peligroso para sus familias, porque la primera persona que contrae el virus no recibe una carga vírica muy elevada, son las personas que se contagian a partir de esta primera persona las que más carga infecciosa reciben y pueden morir. Es mucho mejor aislar a las personas infectadas en habitaciones de hotel o en instalaciones deportivas, etc. En Taiwán se aislaba a la gente en habitaciones de hotel y se les ponía una especie de rastreadores, de modo que una persona que saliera de la habitación durante diez segundos recibía una multa enorme, con lo que era mejor no saltarse la cuarentena. Son medidas muy drásticas a las que no estamos acostumbrados en Europa, pero sin duda funcionaron.

Del libro se desprende que usted es un ferviente defensor de la libertad individual y, sobre todo, de las decisiones individuales informadas. Sin embargo, hay demasiada gente que toma conscientemente decisiones equivocadas...

Estoy de acuerdo con usted, si hay pandemias en las que muere mucha gente, a veces las autoridades tienen que introducir medidas duras, esto también ocurrió con la pandemia de Covid-19. Cuando hablo de libertad individual me refiero a que no creo que debamos abogar por la vacunación obligatoria, por varias razones que expongo en mi libro. También estoy en contra de la obligatoriedad de las mascarillas, porque los ensayos aleatorios que se han hecho demuestran que no funcionan, así que ¿por qué es obligatorio parecer ladrones de bancos en todo el mundo? Incluso no sabes si te encuentras con personas conocidas, porque no puedes ver quiénes son. Las mascarillas nunca deberían haber sido obligatorias, lo más importante es mantener la distancia, y la idea de mantener una distancia de dos metros con otras personas cuando tenemos una epidemia de este tipo es buena.

También quería preguntarle sobre la vacuna contra el coronavirus. En alguna entrevista dijo que no pensaba vacunarse, que mantenía la postura de esperar a ver qué ocurría, porque era demasiado pronto para conocer los efectos secundarios de la vacuna a largo plazo. ¿Ha cambiado su posición desde que empezó a hablar de ello hasta ahora?

Mi decisión de no vacunarme era personal, mi riesgo de infectarme es muy bajo porque trabajo desde casa y, por supuesto, mantengo la distancia de seguridad con otras personas, así que mi riesgo de infectarme era muy bajo. Deberíamos tener este tipo de cuestiones en cuenta a la hora de plantear si uno se vacuna o no. Y además, tampoco conocemos los daños a largo plazo de estas vacunas.

Pero aunque las vacunas contra el Covid-19 no son obligatorias, se están convirtiendo en obligatorias por la puerta de atrás, porque las autoridades han hecho que sea tan complicado llevar una vida normal si no estás vacunado que, de hecho, decidí vacunarme, así que ya he recibido mi primera dosis.

¿Has seguido toda la polémica en torno a la vacuna de AstraZeneca?

Oh sí, por supuesto.

¿No cree que las autoridades han puesto demasiado énfasis en sus posibles efectos secundarios por una cuestión de contratos y acuerdos comerciales más que por un peligro real para la salud?

El secretismo en torno a los contratos es totalmente inaceptable. La Comisión Europea ha esgrimido el tipo de razones que da la industria cuando intentó argumentar que no se nos permitiría ver las negociaciones con las compañías farmacéuticas sobre los precios de las vacunas. Por supuesto que deberían ser abiertas y estar disponibles públicamente, perdemos la confianza en nuestras autoridades si las cosas se mantienen ocultas. Hay un buen dicho: "Si no tienes nada que ocultar, no ocultes nada".

Pero, a propósito de la vacuna de AstraZeneca, permíteme decirte algo más que es importante para mí. Cuando mi mujer se vacunó con la vacuna de AstraZeneca se puso terriblemente enferma. No había estado tan enferma en toda su vida, aparte de una vez que tuvo gripe. Tuvo síntomas muy graves que duraron cuatro días, y los primeros 13 compañeros de su departamento en el hospital que se vacunaron, al igual que ella, se pusieron tan enfermos por la vacuna de AstraZeneca que también tuvieron que pedir baja por enfermedad, se fueron a casa. Por definición, cuando no se puede trabajar, esto es lo que llamamos un efecto adverso grave de un medicamento o una vacuna. Así que el 100% en su departamento tuvo un efecto adverso grave causado por la vacuna de AstraZeneca. Pero cuando se mira la publicación de AstraZeneca en Lancet, sólo el 1% tuvo una reacción adversa grave, así que en el informe del ensayo clínico publicado es el 1% y en el hospital de mi mujer fue el 100%. Nunca, en toda mi vida, he visto una discrepancia tan grande entre lo que publica una empresa y lo que es la verdad. Ahora bien, muchos más en el departamento de mi mujer se vacunaron con la vacuna de AstraZeneca antes de que Dinamarca simplemente abandonara la vacuna, ya que es demasiado dañina, y prácticamente todos los casos posteriores también tuvieron que coger una baja laboral. La conclusión sobre esto es que sospecho que AstraZeneca ha cometido un fraude.

uropa Press.
uropa Press.

 

Vaya, esto es impactante. En España, dado que la información en torno a AstraZeneca no estaba clara, mucha gente decidió recibir la segunda dosis de AstraZeneca en lugar de cambiar a Pfizer, tal y como recomendaban las autoridades públicas.

Yo nunca habría recomendado hacerlo. Mi mujer se negó a recibir otra dosis de AstraZeneca, porque las reacciones a las vacunas Covid-19 suelen ser peores cuando se recibe la segunda inyección, por lo que definitivamente no se debe recibir otra dosis cuando se ha reaccionado a la primera, sino que se debería cambiar y recibir, por ejemplo, una vacuna de Pfizer.

Las vacunas son tan importantes para la salud humana que no debería haber interés comercial en ellas. No deberíamos dejar que las empresas farmacéuticas vendan vacunas. Deberíamos desarrollarlas a través de la investigación pública, como ha ocurrido con las vacunas para el Covid-19, y luego deberíamos venderlas a un precio muy barato para que incluso los países muy pobres puedan utilizarlas. No deberían ser una empresa capitalista. Es decir, uno puede decidir si quiere comprar un Mercedes Benz o no, ¡pero esto es totalmente diferente! Estamos hablando de la vida y la muerte, así que debería ser una empresa totalmente pública.

Sobre todo porque los ciudadanos no tienen las herramientas para decidir si reciben AstraZeneca, Pfizer o cualquier otra vacuna...

No, por supuesto que no tienen las herramientas. Y ni siquiera los científicos tienen las herramientas para saberlo, no saben realmente lo que está pasando. Como dije, sospecho que AstraZeneca cometió fraude.

¿Qué opina sobre la vacunación de los niños, deberíamos vacunarles o esperar, al menos?

No, no, definitivamente no deben ser vacunados. Y Peter Doshi [profesor asociado de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Maryland y editor del British Medical Journal] lo explicó, de forma muy convincente, en su presentación de tres minutos en la reunión de la FDA (la agencia del medicamento estadounidense) sobre vacunas [reunión del Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados]. Principalmente, los niños parecen tolerar el Covid-19 mucho mejor que la gripe y no recomendamos que los niños se vacunen de la gripe, al menos no en Dinamarca, así que ¿por qué íbamos a recomendar entonces que los niños se vacunaran del Covid-19? Está claro que esto causaría más daño que beneficio, sería mejor que no se vacunaran. Sabemos lo suficiente sobre los efectos secundarios para llegar a las conclusiones a las que ha llegado Doshi, basándose en los propios ensayos de Pfizer en niños de 12 a 16 años. Se puede concluir que produce mucho más daño que bien vacunar a este grupo de edad.

¿Cómo cree que será el mundo en cuanto a la protección de la salud pública y, en particular, el desarrollo y la promoción de las vacunas después de esta pandemia? ¿Mejorarán en algo los sistemas de seguridad, podremos sentirnos seguros?

Por desgracia, no creo que los responsables de la salud pública hayan aprendido mucho. No confío en que los países vayan a reaccionar mucho mejor la próxima vez que tengamos una epidemia pero, por supuesto, de alguna manera será mejor porque ahora tienen experiencia sobre lo que deben hacer. Sin embargo, como he dicho antes, la investigación ha estado casi completamente ausente. Aunque todo el mundo ha tenido una maravillosa oportunidad de investigar y volverse más sabio, no lo han hecho.

Ese es el punto clave entonces, la investigación...

Sí, y cuando llegue la próxima epidemia, debemos investigar desde el principio, como escribo en mi libro.

Cuando tengamos la próxima pandemia, por supuesto que los gobiernos deben proporcionar el dinero necesario para hacer la investigación necesaria, eso es obvio, eso podría salvar muchas vidas también, pero el punto clave y es lo que me decepciona mucho, es que no he escuchado a la OMS o a otras organizaciones internacionales pedir una prohibición de la investigación de "aumento de la función".

En realidad, nadie está hablando de ello, excepto tú y algunos otros científicos. No hay debate público sobre este tipo de investigación...

Bueno, está empezando ahora. Los principales periódicos, como el Washington Post, Wall Street Journal, New York Times y así han comenzado a escribir más abiertamente sobre esto (y el hipotético origen del virus en una fuga de laboratorio). Esto sólo ha empezado a ocurrir en el último mes, pero en qué mundo tan trágico vivimos que un artículo muy tonto en Lancet, en el que Peter Daszak acaba de decir que apoya a los colegas chinos y que si la gente piensa otra cosa es una teoría de la conspiración. ¡Esto es basura! No hay ninguna conspiración en decir que el Covid-19 probablemente es resultado de una fuga de laboratorio. No es una conspiración, ¡esto ha ocurrido muchas veces antes! Y luego está este estúpido artículo en Nature que también tuvo un gran impacto. Y hemos vivido de noticias falsas durante un año y medio, ¿cómo es posible esto en un mundo moderno? ¿No es deprimente?

Por supuesto, pero luego, por otro lado, uno de los argumentos que los negacionistas de la pandemia han utilizado son los supuestos intereses financieros de Bill y Melinda Gates en la propagación del virus (para luego poder promover la venta de vacunas), y luego, en su libro, usted realmente habla de cómo la Fundación Bill y Melinda Gates promueven el uso de vacunas (y por supuesto el pago de sus respectivas patentes) incluso cuando no son necesarias, o cuando otras medidas deberían ser mejor tomadas. A veces no es tan sencillo separar lo que es falso de lo que es real cuando hay tantísimo estímulo informativo.

Bueno, debo decir que los medios de comunicación han sido una gran decepción, tienes periodistas en todas partes del mundo con formación en ciencia o que pueden entender la ciencia, deberían haber hecho las preguntas correctas, deberían haber escrito desde el principio e investigar si esta gente que exoneró totalmente a China sin pruebas tenía conflicto de intereses, porque tienen graves conflictos de intereses, pero ya ves, no pasa nada... ¡El trabajo periodístico debería hacer este tipo de cosas! Pero los medios de comunicación han sido una gran decepción y no hay excusa.

__________

Ángeles Castellano es periodista y miembro del equipo de redacción de Consumerismo.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 44.637