FACUA muestra su satisfacción por la entrada en vigor de la ley de la eutanasia este 25 de junio

La asociación lleva años apoyando la legalización del derecho de una persona a una vida y muerte digna, ya sea enfermo terminal o que sufra una discapacidad física que le hace concebir su vida como una tortura.

FACUA muestra su satisfacción por la entrada en vigor de la ley de la eutanasia este 25 de junio
Imagen: Marta Fernández/Europa Press.

FACUA-Consumidores en Acción ha mostrado su satisfacción ante la entrada en vigor en España de la Ley Orgánica para la regulación de la Eutanasia este viernes 25 de junio. La normativa, aprobada el pasado mes de marzo en el Congreso de los Diputados, establece que esta prática se podrá llevar a cabo en pacientes que así lo soliciten y que estén en situación de "padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable".

Las asociación lleva años reivindicando su legalización ya que considera que nadie está legitimado moralmente para privar a una persona de su derecho a vivir o morir dignamente, ya sea un enfermo terminal o una persona que sufre una discapacidad física que le hace concebir o sentir su vida como una tortura.

La presidenta de FACUA, Olga Ruiz, ha señalado que "hay que estar satisfechos porque la eutanasia es ya un derecho en España". "Este reconocimiento es un avance importante, ya que acaba con la criminalización de aquellas personas que deciden morir con dignidad", ha añadido.

Asimismo, Ruiz lamenta que durante demasiado tiempo los gobiernos hayan carecido de la suficiente sensibilidad o valentía para poner fin a la injusta situación sufrida por numerosas personas, a las que se ha obligado u obliga a vivir en contra de su voluntad y enganchadas a máquinas o postradas en una cama, lo que en la práctica representa una tortura para ellas. "Y es que hay que recordar que el derecho a vivir dignamente también tiene su reflejo en el de elegir morir con dignidad", ha apuntado.

Cómo será el proceso de solicitud

Los pacientes que lo soliciten recibirán por parte del médico responsable un informe de su diagnóstico, posibilidades terapéuticas y sus resultados esperables, además de lo referente a cuidados paliativos, asegurándose en todo momento de que es comprensible para el usuario. Una vez recibida la información, el paciente deberá confirmar su intención de ejercer su derecho a la práctica de la eutanasia.

Después de esta segunda petición, habrá una segunda reunión entre médico y paciente. Será el profesional sanitario quien autorizará el proceso, no sin antes pedir la opinión de un facultativo formado en el "ámbito de las patologías que padece el paciente" pero que no sea de su "mismo equipo del médico". Asimismo, la comisión de evaluación autonómica (cuya formación está especificada también en la norma) deberá elegir a dos expertos (uno de ellos jurista) que evalúen el caso. Ambos expertos deben de estar de acuerdo en su decisión, ya que, de lo contrario, será el pleno de la comisión quien la tome.

La normativa también recoge el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios directamente implicados en esta prestación, un reparo que "deberá manifestarse anticipadamente y por escrito".

Un protocolo para los profesionales

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha señalado que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (Cisns) ha aprobado el protocolo para la valoración de la incapacidad de hecho para la eutanasia, el cual regirá el procedimiento que deben seguir los médicos en situaciones en las que el paciente no se encuentre en uso de sus facultades y no pueda realizar las solicitudes necesarias.

Por otro lado, el Gobierno está preparando un Manual de buenas prácticas, que contempla aspectos esenciales como las recomendaciones sobre los medicamentos a administrar para que la prestación se realice de forma homogénea en todo el Sistema Nacional de Salud e incluye modelos de los principales documentos necesarios para el desarrollo del proceso, como por ejemplo el formulario de solicitud, la hoja de información sobre la eutanasia, el consentimiento informado o las recomendaciones para el ejercicio de la objeción de conciencia por los profesionales sanitarios.

La Comisión de Formación Continuada de los profesionales sanitarios, adscrita a la Comisión de Recursos Humanos del SNS, está trabajando con las comunidades autónomas en la coordinación de la oferta de formación continuada específica para los profesionales sanitarios en esta materia. Asimismo, se ha abierto un apartado dentro de la página web del Ministerio en el que se irá subiendo información de utilidad tanto para la ciudadanía como para los profesionales sanitarios.

Para el Ministerio de Sanidad se trata de "una norma garantista que da respuesta a la demanda social existente en torno a este tema". "Su legalización y regulación se asientan sobre la compatibilidad de principios esenciales recogidos en la Constitución, los derechos fundamentales a la vida y a la integridad física y moral, así como la defensa a la dignidad, la libertad o la autonomía de la voluntad", defiende Sanidad en un comunicado.

Ya somos 246.557