Hogar

El junio más caro de la historia

El Gobierno tiene que sacar a la nuclear y la hidroeléctrica de la subasta del mercado mayorista eléctrico. Hacen falta reformas de calado para poner freno a la especulación del oligopolio.

Por Rubén Sánchez

Hemos logrado amortiguar el impacto del tarifazo eléctrico con una bajada del IVA, pero eso no ha evitado que éste haya sido el junio más caro de toda la historia. Con las tarifas de este mes, el usuario medio pagará 81,27 euros, un 34,2% más que hace un año. Habrían sido 89,40 euros de no haberse pasado el IVA al 10%.

Unidas Podemos hizo suya la reivindicación de FACUA y convenció de bajar el IVA al PSOE, que estaba presionado por la indignación ciudadana expresada en las redes sociales y la enorme repercusión mediática que viene teniendo la subida de la luz. Eso sí, de momento, el impuesto sólo se mantendrá al 10% hasta diciembre y mientras el precio medio del megavatio hora en el mercado mayorista supere los 45 euros. La presión social va a ser fundamental para lograr que la medida se mantenga de forma permanente y que el Gobierno acometa una reforma fiscal mediante la cuál las rentas más altas y las empresas con mayores beneficios asuman el pago de las cantidades que se dejen de ingresar con la bajada del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Pero bajar el IVA no es más que un complemento a reformas de mucho mayor calado que resultan necesarias en la regulación del sector eléctrico para poner freno a la especulación del oligopolio y limitar el poder de mercado de Iberdrola, Endesa y Naturgy. El recorte de 1.000 millones de euros en los llamados beneficios caídos del cielo ha sido una buena medida pero resulta claramente insuficiente.

Modificar la subasta

Hay que modificar la subasta marginalista donde se determinan los precios en el mercado mayorista. Una subasta (pool) donde el último que logra entrar en la puja fija el precio para todas las formas de producción energética. La generación nuclear y la hidroeléctrica deberían salir del pool. Es necesario realizar un cálculo realista de lo que las nucleares dejarán de pagar después de su cierre y establecer el precio fijo que tendrán cobrar hasta entonces con un margen de explotación reducido que tenga en cuenta sus beneficios históricos. Además, la Sala de Competencia de la CNMC debe analizar el grado de competencia existente en el sector hidroeléctrico.

El Gobierno ha reconocido que la luz va a seguir cara este año, mucho más de lo que ya de por sí estamos acostumbrados los consumidores españoles. El de junio ha sido el sexto recibo más caro de la historia. Habría sido el primero de no ser por la bajada del IVA. Y ojo que en ese ranking, mayo y febrero han ocupado ya el cuarto y quinto lugar.

En junio de 2020, los consumidores con la tarifa semirregulada PVPC pagamos por cada kilovatio hora (kWh) una media de 11,31 céntimos. El mismo mes de 2019 fueron 13,78 céntimos. Pues bien, este junio, ya con el IVA al 10% y el nuevo sistema de tramos horarios, el precio medio ha sido de 12,52 céntimos en horario valle, 17,00 céntimos en horario llano y 28,06 céntimos en horario punta.

La media aritmética entre los tres tramos horarios ha sido de 19,19 céntimos por kWh, un 69,7% más que hace un año y un 39,3% por encima del precio de junio de 2019. Y si recurrimos a la media ponderada, la que nos sale tomando como referencia el consumo del usuario medio en cada tramo, ésta ha sido de 18,18 céntimos, un 60,7% más elevada que en junio de 2020 y un 31,9% más que el mismo mes de 2019.

El usuario medio utilizado por FACUA en sus análisis tiene una potencia contratada de 4,4 kW -la misma en horario punta y valle- y un consumo de 366 kWh mensuales. Es un perfil elaborado tras el análisis de varias decenas de miles de facturas de viviendas habitadas. En cuanto a los porcentajes de consumo en los tres tramos horarios del nuevo sistema de facturación, la asociación ha tomado como referencia el perfil de usuario medio tradicional sin discriminación horaria publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que consume el 45% de la electricidad en el horario valle, el 29% en el horario punta y el 26% en el horario llano.

De lunes a viernes, el horario punta -el más caro- se aplica de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas, el llano de 14 a 18 horas y de 22 a 00 horas, y el valle -el menos caro- de 00 a 8 horas. Sábados, domingos y festivos nacionales se aplica las 24 horas el horario valle.

________

Rubén Sánchez es secretario general de FACUA.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 44.631