FACUA lamenta lo ocurrido en el Betis-Sevilla y recuerda que son los ciudadanos quienes pagan los millonarios dispositivos policiales para hacer frente a la tensión avivada por los responsables de los clubes

Los dirigentes de los clubes no deben olvidar, más allá de la responsabilidad ética que deben asumir dado su protagonismo social, que cada vez que se celebra un partido en sus estadios tienen que cumplir una serie de obligaciones de seguridad y calidad del servicio con los usuarios.

La Asociación de Consumidores en Acción de Sevilla-FACUA expresa su malestar, preocupación e indignación ante los gravísimos episodios de violencia acaecidos ayer miércoles en el partido de cuartos de final de la Copa del Rey entre el Real Betis Balompié y el Sevilla Fútbol Club.

FACUA Sevilla lamenta que las decenas de miles de usuarios que pagaron por ver, en las mejores condiciones de comodidad y seguridad, un espectáculo deportivo, acabasen asistiendo a un partido de la vergüenza que desvirtuó una vez más la esencia del Deporte y ensució el nombre de sus respectivos clubes y con ambos los de la ciudad de Sevilla.

La Asociación espera que los máximos organismos federativos y deportivos tomen medidas disciplinarias al máximo nivel más allá de los recurrentes cierres de estadios y sanciones económicas de carácter prácticamente simbólico, que además vayan orientadas a garantizar el restablecimiento de los derechos de los usuarios que acuden a lo que deben ser espectáculos deportivos.

FACUA Sevilla espera que los mandatarios de ambos clubes asuman sus responsabilidades ante lo ocurrido y pongan de una vez freno a ataques egocentristas como los sucedidos en los días previos al partido cuyas consecuencias, más allá de fotografiarlos en los medios de comunicación, sólo suponen encender la llama de la violencia, cuya mecha es muy corta para unos pocos como los que coprotagonizaron los episodios de ayer.

Los dirigentes de los clubes deportivos no deben olvidar, más allá de la responsabilidad ética que deben asumir dado su protagonismo social, que cada vez que se celebra un partido en sus estadios tienen que cumplir una serie de obligaciones de seguridad y calidad del servicio con los usuarios que han pagado una entrada o un abono para disfrutarlo.

La Asociación advierte asimismo que el conjunto de los sevillanos no tiene por qué asumir que un porcentaje cada vez más alto de sus impuestos se destine a dispositivos policiales cuyas dimensiones y costes crecen de forma proporcional al clima de tensión que calientan los responsables de las sociedades deportivas.

FACUA Sevilla espera por último la pronta y absoluta recuperación del técnico Juande Ramos, no sin recordar que fue posiblemente la suerte la que hizo que su agresión no tuviese fatales consecuencias.

Ya somos 190.297