Multa de 30.000 euros a una empresa de recogida de basuras de Alicante por mezclar residuos

La Conselleria de Transición Ecológica ha propuesto la sanción, de las más graves, tras la denuncia de ciudadanos que vieron cómo los operarios metían papel y cartón, plástico y orgánico en un mismo camión.

Multa de 30.000 euros a una empresa de recogida de basuras de Alicante por mezclar residuos

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha presentado una propuesta de sanción por valor de 30.000 euros a una empresa de Alicante por incumplimientos normativos como la mezcla de residuos procedentes de los diferentes contenedores grises, azules y amarillos.

Según el comunicado de la Conselleria, los hechos se produjeron el pasado mes de julio cuando los residentes de una zona de la ciudad de Alicante se percataron de que los operarios de una empresa de recogida de basuras mezclaban en un mismo camión los residuos de los contenedores destinados a papel y cartón, plástico y orgánico.

Ante esta situación, la Conselleria de Transición Ecológica realizó un requerimiento al Ayuntamiento de la ciudad de Alicante para obtener toda la información acerca de estos hechos, que delatan una infracción considerada como una de las más graves en esta actividad.

La propuesta de sanción de la Conselleria de Transición Ecológica, contra la que cabe recurso, se tramita de manera independiente a la que también ha sido propuesta por el Ayuntamiento de Alicante.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha manifestado que todos los operadores, tanto públicos como privados, deben saber que con la recogida separada de residuos en la Comunidad Valenciana "no se juega". "Este tipo de actuaciones están fuera de lugar y aquellos que incumplan las normas deben saber que no tienen cabida este tipo de actuaciones".

En este sentido, desde la Conselleria se estudia la posibilidad de promover una serie de modificaciones legislativas para endurecer las sanciones ante los incumplimientos de los operadores, incluyendo la posibilidad de retirar la autorización administrativa para operar en el municipio donde se haya producido la infracción, grave o muy grave.

Mireia Mollà ha señalado que este tipo de actitudes "son inaceptables, máxime cuando vamos a destinar importantes cantidades de de dinero de los fondos de reconstrucción en la mejora de las recogidas selectivas, especialmente de la nueva recogida separada de bioresiduos".

"Para la mejora de la gestión de los residuos domésticos es necesaria la colaboración decidida de ayuntamientos y empresas de recogida, públicas y privadas, que no puede basarse únicamente en la ejecución estática de contratos adjudicados hace cuatro, seis o más años", ha recalcado la consellera. En este contexto, Mollà ha animado a toda la ciudadanía y visitantes de la Comunidad Valenciana a reducir, reutilizar y separar los residuos contribuyendo a la sostenibilidad de la comunidad.

Ya somos 248.036