Propuesta ciudadana de Ley de Agua Potable y Saneamiento en El Salvador

El Salvador se encuentra en el último lugar de acceso a agua potable y el penúltimo en saneamiento en América Latina, según un informe de 2005 del Banco Mundial.

Diversas organizaciones sociales e instituciones de la sociedad civil salvadoreña han presentado el 22 de enero una propuesta de Ley de Agua Potable y Saneamiento a la Asamblea Legislativa. La iniciativa ha surgido "a partir del interés y compromiso ciudadano por avanzar soluciones a la crítica situación de los recursos hídricos en el país", según informa el Centro para la Defensa del Consumidor (CDC).

El Salvador "se encuentra en el último lugar de acceso a agua potable y el penúltimo lugar en saneamiento en América Latina, según un informe del Banco Mundial del año 2005", señala el CDC, mientras que "la inversión pública en agua ha sido y continúa siendo muy escasa".

En el año mencionado, la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) "invirtió poco menos de 15 millones de dólares, cifra que representó el 3,5% de la inversión pública total y el 0,09% del Producto Interno Bruto, según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)".

El problema de desabastecimiento en algunas zonas del país es tal que existen muchas comunidades que pasan semanas, y en ocasiones hasta meses, sin recibir el vital líquido en sus casas; agrega el comunicado del CDC.

Los problemas con el abastecimiento y la calidad del agua "han conducido al floreciente negocio del agua envasada, que según estimaciones del PNUD tendrían una facturación anual 43.5 millones de dólares, lo que representa un 65% del valor facturado por ANDA en el año 2005".

Ese mismo año, según datos de ANDA, las pérdidas de agua por deterioro y desperfectos en la red de distribución, además de conexiones ilegales o por otras causas, alcanzaron el 28,7% del total de la producción generada.

"Estos evidentes problemas de calidad, disponibilidad y acceso constituyen sólo algunas señales de la grave problemática en que se encuentran los recursos hídricos en nuestro país, y dentro de ellos, el agua para consumo humano", dice el CDC, agregando que una de las preocupaciones que inspiró la propuesta ciudadana surge de los impactos experimentados en el país tras la privatización de otros servicios básicos como la distribución de energía eléctrica y la telefonía. En ese contexto, el temor es que el agua potable arriesgue "ser convertida en mercancía, en perjuicio de la población salvadoreña".

Ya somos 198.441