FACUA se suma al manifiesto por una Ley Integral del Amianto para lograr su eliminación

Junta a más de cincuenta organizaciones y profesionales, la asociación reclama una normativa que asegure la erradicación de este material altamente tóxico, aún presente en multitud de instalaciones.

FACUA se suma al manifiesto por una Ley Integral del Amianto para lograr su eliminación
Imagen: Europa Press.

FACUA-Consumidores en Acción se ha sumado al manifiesto por una Ley Integral del Amianto que asegure la erradiación de este material altamente tóxico y permita proteger así la salud de los ciudadanos y el medio ambiente. (Ver manifiesto)

Junto a más de cincuenta organizaciones y profesionales, la asociación reclama una normativa "moderna y oportuna", que sirva para "normalizar y canalizar las soluciones en los distintos ámbitos, evitando, como hasta ahora, respuestas insuficientes y fragmentadas".

Los firmantes del manifiesto recuerdan que, pese a la prohibición de la importación y producción del amianto de 2002, sigue siendo un problema de salud pública, medioambiental y laboral que "afecta gravemente" al conjunto de la sociedad. Así, critican que hasta ahora no se ha abordado un instrumento legislativo para erradicar este material, del que se estima que un 65% del instalado en el territorio español ya ha finalizado su vida útil -de 30 a 35 años-, incrementando aún más su peligrosidad.

El uso industrial del amianto ha supuesto "un desastre global sin precedentes, que en el caso del Estado español puede alcanzar la cifra total de 130.000 fallecidos en 2050, un 40% de ellos aún por llegar", advierten.

Así, las organizaciones insisten en la necesidad de vertebrar una normativa con base en algunos ejes fundamentales. Entre ellos, un sistema eficaz de detección activa y precoz de las enfermedades provocadas por el material; el reconocimiento directo de la condición y derechos a afectados; el reconocimiento institucional a la memoria de las víctimas del amianto; asistencia, ayuda y acompañamiento social para las personas afectadas; un censo estatal del amianto instalado en el territorio español; y la actualización y nomalización de valores límite de exposición (laboral, medioambiental y de salud pública).

De igual forma, consideran imprescindible que se cree un plan estatal de erradicación segura del amianto que comprenda tanto el material instalado como los residuos y suelos contaminados, con prioridades en la eliminación y que comience en una primera fase en colegios, polideportivos y entornos con presencia de niños.

También resulta necesario la implantación de otro plan de gestión y control de residuos que incluya la destrucción segura de las fibras de amianto para su conversión en desechos no peligrosos, así como la eliminación progresiva del material almacenado en vertederos.

Por último, las organizaciones entienden que deberían fomentarse políticas destinadas a la información, formación y cualificación profesional de profesionales sanitarios y técnicos, de trabajadores cualificados para la retirada y gestión del amianto y de divulgación y concienciación general de los problemas que causa el tóxico, entre otras.

El amianto es un material peligroso para la salud que se utilizó en la construcción de edificios e instalaciones y que actualmente se encuentra presente en multitud de entornos urbanos y rurales: desde vertidos ilegales, tejados de vivienda y naves industriales, tuberías de abastecimiento de agua, hasta todo tipo de edificaciones como colegios, centros educativos, infraestructuras de transportes, etc.

Ya somos 246.678