AXA siguió cobrando el seguro de un coche pese a que el usuario comunicó que lo había llevado al desguace

Tras la reclamación de FACUA, la compañía ha resuelto finalmente el contrato del seguro y ha devuelto al afectado los 577 euros de la anualidad que le cargó indebidamente.

AXA siguió cobrando el seguro de un coche pese a que el usuario comunicó que lo había llevado al desguace
Sede de AXA en Madrid. | Imagen: axa.es

Tras la reclamación de FACUA-Consumidores en Acción, AXA Seguros ha devuelto a un usuario 577 euros que le cobró indebidamente de la póliza de seguros de un coche pese a saber que lo había dado de baja un año antes, ya que lo envió al desguace.

Francisco José G.P., residente en Vitoria, mantenía contratado un seguro para su Peugeot 307 con la aseguradora Direct, perteneciente al Grupo AXA, por un total de 576,56 euros al año. En octubre de 2019, el usuario decidió comprar un nuevo coche y deshacerse del antiguo, que envió al desguace y dio de baja en la Dirección General de Tráfico. El nuevo automóvil prefirió asegurarlo directamente con AXA en el mismo concesionario -que le ofrecía mejores condiciones-, donde un trabajador le indicó que la aseguradora se haría cargo tanto de darlo de alta como de finalizar el contrato de seguro del anterior.

Posteriormente, en junio de 2020 recibió dos cargos de AXA: uno de la prima anual del nuevo vehículo y otro de 576 euros. En ese momento, Francisco no detectó que esta segunda cantidad se correspondía con la prima de su antiguo Peugeot, ya que el recibo no venía de parte de Direct, la aseguradora con la que mantuvo la póliza de dicho vehículo.

Sin embargo, en abril de 2021, revisando recibos y facturas del año anterior, descubrió que ese cargo de 576 euros debía pertenecer por fuerza al seguro que creía extinguido -ya que así se lo trasladaron en el concesionario-. El afectado se dirigió entonces a la compañía para reclamar la devolución del dinero y la cancelación definitiva de la póliza, ya que su Peugeot estaba dado de baja desde 2019.

Desde la aseguradora, jamás llegaron a hacerse cargo del problema ni le ofrecieron solución alguna, lo que motivó a Francisco a acudir a FACUA para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió a AXA instándole a que extinguiera definitivamente la póliza del seguro y le reembolsara los 576 euros que le había cobrado indebidamente en 2020. En el escrito, FACUA recordaba que el artículo 4 de la Ley de Contrato de Seguro recoge que "el contrato de seguro será nulo, salvo en los casos previstos por la Ley, si en el momento de su conclusión no existía el riesgo o había ocurrido el siniestro".

Dado que el Peugeot había sido desguazado un año antes, era claro que no existía riesgo alguno de daño del vehículo. Además, el artículo 1.272 del Código Civil establece que "no podrán ser objeto de contrato las cosas o servicios imposibles". Al no haber coche, no existía objeto del contrato.

De igual forma, el artículo 1.275 de la citada normativa indica que "los contratos sin causa, o con causa ilícita, no producen efecto alguno". Esto es, el contrato del seguro por el Peugeot carecía de los elementos básicos, por lo que su existencia prolongada más alla de la vida del vehículo y el cobro de la prima en 2020 resultaban improcedentes.

Finalmente, tras la actuación de FACUA, AXA ha comunicado que "hemos cursado instrucciones para que se proceda a la devolución de la prima de renovación cobrada en marzo de 2020". Francisco ya ha recibido el dinero.

Ya somos 246.689