El acuerdo para la ley de vivienda trae elementos positivos pero también otros que dejan mucho que desear

FACUA valora las medidas acordadas por los socios del Gobierno de coalición.

El acuerdo para la ley de vivienda trae elementos positivos pero también otros que dejan mucho que desear

FACUA-Consumidores en Acción considera que el acuerdo alcanzado entre los socios del Gobierno de coalición para aprobar por fin una ley de vivienda tiene elementos positivos, pero también otros que dejan mucho que desear.

"Desde luego resulta un gran avance que los grandes propietarios, los que posean a partir de diez viviendas, puedan verse obligados a reducir los precios de sus alquileres si las comunidades autónomas así lo imponen", señala el secretario general de FACUA, Rubén Sánchez, que también considera "una buena noticia que los ayuntamientos puedan aplicar a las viviendas vacías un recargo en el IBI de hasta el 150%". "Todo dependerá ahora del interés por garantizar el derecho constitucional a una vivienda que tengan los partidos que gobiernen en comunidades y municipios".

"Pero resulta lamentable", advierte Sánchez, "que no vayan a intervenirse los precios de los alquileres de esos particulares que compran viviendas para especular. En esto no se han atendido las reivindicaciones de decenas de organizaciones de la sociedad civil".

"Los incentivos fiscales para quienes apliquen bajadas tampoco son la medida que reclamábamos desde organizaciones como FACUA", critica su secretario general. "Y además, la creación de un bono mensual de 250 euros para menores de 35 años puede derivar en que ese dinero público acabe en el bolsillo de los especuladores, que lo tendrán ahora más fácil para seguir alquilando a precios inflados", concluye.

Ya somos 246.678