FACUA Madrid pide a la Consejería de Hacienda que elimine sus líneas 901 para atención al contribuyente

El organismo, que ofrece estos números junto a otros con prefijo geográfico 91, no explica que los 901 no suelen estar incluidos en las tarifas planas de fijos y móviles.

FACUA Madrid pide a la Consejería de Hacienda que elimine sus líneas 901 para atención al contribuyente

FACUA Madrid reclama a la Consejería de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid que elimine las líneas de alto coste con prefijo 901 que ofrece para la atención a los usuarios, y le insta a crear nuevas líneas sin prefijos de tarificación especial que permitan a los ciudadanos contactar con ella.

La asociación advierte de que las llamadas a números geográficos suelen venir incluidas actualmente en todos los bonos y tarifas planas de llamadas, por lo que no implican ningún sobrecoste. El usuario sí debe pagar, en cambio, por las que hace a un 901.

Además, en el escrito que ha dirigido al organismo, FACUA Madrid ha solicitado que deje de ofrecer alternativamente el teléfono 901 50 50 60 junto al geográfico 91 580 94 04, ya que puede inducir a error debido a que se puede entender que el coste de la llamada puede ser el mismo. En relación a este segundo teléfono, algunos usuarios han manifestado a la asociación que en la mayoría de las ocasiones la línea no está operativa.

Por ello, la asociación recuerda que el artículo 21 del Real Decreto Legislativo 1/2007, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores, recoge que en caso de que "el empresario ponga a disposición de los consumidores y usuarios una línea telefónica a efectos de comunicarse con él (…) el uso de tal línea no podrá suponer para el consumidor un coste superior a la tarifa básica". En este sentido, el artículo 21 de la Directiva 2011/83/UE, del Parlamento Europeo, indica que "los Estados miembros velarán para que el comerciante opere con una línea telefónica dentro de una tarifa básica".

Por tanto, FACUA Madrid entiende que el empleo de dichos teléfonos por parte de este organismo público, y más aún cuando desde la Administración se requiere que la atención personal en oficina se realice previa cita a través del teléfono o vía web, constituye un grave perjuicio económico para los usuarios que, para realizar sus gestiones, deben abonar un importe adicional por una llamada que no debería suponer ningún coste extra.

Ya somos 247.993