Filatelia

Rechazado por "inviable" el plan de los antiguos gestores de Afinsa, que sólo devolvería el 5%

Los administradores concursales afirman que en el plan <i>"hay falta de realismo"</i>.

La Administración Concursal de Afinsa ha rechazado el plan de viabilidad presentado por los antiguos gestores de Afinsa, que considera "del todo inviable" debido al "enorme déficit patrimonial" y porque consigue devolver, en cinco años, sólo el 5% de lo adeudado.

En un escrito presentado ante el Juzgado Mercantil número 6 de Madrid, los administradores concursales, que antes del próximo mes habrán de presentar el informe sobre la situación económica de la compañía, indican que existe "falta de realismo" en este plan, que pretendía devolver a los clientes 1.956 millones de euros en 10 años.

En concreto, indican que, a partir de las líneas de negocio que quieren abrir los antiguos gestores de Afinsa, se conseguirían, en cinco años, poco más de 100 millones de euros, lo que no llegaría para reintegrar ni el 5% de que se adeuda a los clientes.

Convertir a clientes en accionistas

Los administradores apuntan también que Afinsa no tiene ni recursos propios y tiene difícil que encuentre financiación externa para emprender las líneas de negocio propuestas como el mercado inmobiliario o la venta de metales preciosos.

Además, critican que se quiera convertir a los 190.000 clientes en accionistas, puesto que "se asimilan de manera indebida la condición de deudor a la de accionista".

También ponen en cuestión que la venta de 150 millones de sellos puedan generar 1.751 millones de euros para los clientes, puesto que el valor de la filatelia todavía "es objeto de debate" y Afinsa no dispone, actualmente, ni de personal ni de estructura comercial con la que conseguir los objetivos definidos por los antiguos administradores de la compañía.

Según fuentes jurídicas, la cesión de las 1.977 acciones de Afinsa por valor de 44,5 millones de euros que han anunciado sus propietarios, Cano Cuevas y Albertino de Figueiredo, debería contar con la aprobación de la Audiencia Nacional, pues los bienes de estos dos ejecutivos están embargados por petición de la Fiscalía Anticorrupción.

Este plan de viabilidad, que se desarrollaría en los próximos 10 años, necesitaría el apoyo de la administración concursal, además de más del 50% de la masa de acreedores que figuran sobre la compañía antes de que se celebre la Junta de Acreedores, prevista para dentro de un año.

También los jueces, según Cano Cuevas, habrían de aprobar la venta de los sellos por parte de la compañía reflotada para que, con su red comercial, Afinsa ponga gradualmente los 150 millones de unidades de sellos en el mercado y se dedique a otras ramas de negocio como la gestión de bienes inmobiliarios y los bienes de inversión en metales preciosos.

Ya somos 203.734