FACUA Madrid solicita a la Comunidad que dote de recursos a los grados de Formación Profesional

La asociación muestra su preocupación ante la continua degradación de este tipo enseñanza tras los continuos recortes sufridos en las últimas décadas.

FACUA Madrid solicita a la Comunidad que dote de recursos a los grados de Formación Profesional

FACUA Madrid se ha dirigido a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid para solicitarle que aumente de forma urgente el número de puestos de profesionales en los grados medios y superiores de la Formación Profesional (FP) madrileña.

La asociación critica que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso continúe con su política de recortes en la educación pública, que ha conllevado que más de 25.000 alumnos de este tipo de enseñanza estuviesen el pasado verano en lista de espera sin poder acceder al grado solicitado. Este año, de nuevo se pone de manifiesto la evidencia de falta de plazas en la formación profesional online.

Así lo recogen los datos reflejados por CCOO, que revelan que el 20% de los solicitantes a acceder al grado medio y el 18% de los que lo hicieron en el superior se han quedado sin plaza, lo que supone más de 2.000 alumnos afectados.

Además, FACUA Madrid ha tenido conocimiento de que los alumnos del Instituto Lázaro de Cárdenas de Collado Villalba siguen denunciado, cuando se cumple más de un mes del inicio de las clases, la falta de profesores en varios grados de Formación Profesional, y que muchos de ellos han tenido que optar por solicitar plazas en algunos centros privados para poder desarrollar sus estudios.

En este sentido, la asociación considera que la solución no se encuentra en que los alumnos tengan que realizar sus cursos en los centros privados, puesto que muchos de ellos no pueden llegar a abonarlos, ni ofrecer becas que financien una parte de la matrícula, si no en reorganizar un plan de estudios que cuente con los recursos materiales y humanos necesarios para que tanto los grados con mayor demanda, como pueden ser informática, electrónica o automoción, como los de menos, cuenten con el profesorado adecuado y las plazas suficientes para poder desarrollar sus enseñanzas.

Por este motivo, la asociación ha recordado a la Consejería de Educación que ya en el inicio de la desescalada, tras la crisis sanitaria padecida por el Covid-19, solicitó al organismo una auditoría para conocer los recursos materiales y humanos con los que cuenta la educación pública con el fin de asegurar el acceso a la educación de cuantos alumnos componen el colectivo educativo.

Asimismo, FACUA Madrid indica que no es la primera vez que el gobierno regional ataca con este tipo de políticas a los alumnos de formación profesional, ya que desde la última década se han ido incrementado el importe de las matrículas o se han retirado las ayudas a los centros educativos. Por ello, esta nueva afrenta contra los estudiantes con menos poder adquisitivo merma la prestación de un servicio básico y elemental como es la educación pública.

Ya somos 247.993