Mutua Madrileña indemniza con 3.900 euros a una socia de FACUA por los daños ocasionados en su vivienda

La aseguradora pretendía realizar solo una reparación parcial de los desperfectos y abonar una parte de los gastos de alojamiento y manutención durante el traslado.

Mutua Madrileña indemniza con 3.900 euros a una socia de FACUA por los daños ocasionados en su vivienda

Mutua Madrileña ha indemnizado con 3.882 euros a una usuaria de FACUA Madrid por una serie de daños ocasionados en su vivienda y ha corrido con los gastos derivados del traslado de la familia a otro alojamiento mientras se llevaba a cabo la reforma. La aseguradora pretendía realizar solo una reparación parcial de los desperfectos y abonar únicamente una parte de los gastos de alojamiento y dietas durante el traslado.

En enero, la vivienda de María P. F., residente en Madrid, sufrió una inundación como consecuencia de la rotura de la caldera de su vecina. Este daño empeoró al cabo de los días porque el agua derramada levantó su parqué y empezó a subir por la pared.

Debido a ello, la afectada contactó con la aseguradora de su vecina, la cual a los pocos días se puso en contacto con ella y envió un perito para evaluar los daños ocasionados. Tras analizarlos, este le pidió un número de cuenta en el que abonar su correspondiente indemnización. Sin embargo, dicho pago no llegó a realizarse porque en el número del siniestro no se incluyeron los datos de los daños ocasionados en su vivienda, solamente los ocasionados en otra zona del edificio.

Alojamiento temporal durante la reparación

Ante ello, María se puso en contacto con su aseguradora, Mutua Madrileña, quien envió un perito, un pintor y un parquetista para tasar los daños. Este último informó de que sería suficiente con quitar las tablillas dañadas del parqué, lijarlas y pintarlas, una decisión con la que la afectada no estuvo de acuerdo porque cada vez había más tablillas dañadas debido al agua que había debajo del parqué.

Por otro lado, el perito le comunicó que la familia tenía que salir de la casa mientras se llevaba a cabo la obra y la compañía solamente le otorgaba 530 euros para el alojamiento y manutención de las tres personas que conforman la familia, cuantía que María rechazó porque la cobertura de su póliza abarcaba el 100% de los gastos de traslado.

Reformas por su cuenta

La usuaria, además, cansada de que la aseguradora no realizara las reparaciones, decidió contratar una empresa por su cuenta para solucionar los problemas que le había causado la rotura de la caldera de su vecina.

Debido a que Mutua Madrileña eludía las cláusulas incluidas en su póliza, María acudió a FACUA Madrid para encontrar una solución a su problema. Tras analizar el caso, el equipo jurídico reclamó a la compañía de seguros una indemnización por los daños y perjuicios generados y para poder cubrir el presupuesto que le había dado la empresa reparadora. En este sentido, el artículo 18 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro obliga al asegurador a "satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro y, en su caso, el importe de los daños que resulten del mismo".

Finalmente, la aseguradora ha pagado a María los 3.882 euros del presupuesto de reforma de la vivienda y también el gasto de alojamiento y manutención ocasionado por el traslado temporal de la familia.

Ya somos 247.636