Usura: tras la actuación de FACUA, Cofidis devuelve 14.000 euros a los herederos de un cliente

El fallecido tenía una tarjeta revolving desde hacía 14 años por la que pagaba un interés del 22,95% TAE. Cofidis se negó a facilitar el contrato a su familia alegando que lo había perdido.

Usura: tras la actuación de FACUA, Cofidis devuelve 14.000 euros a los herederos de un cliente
Alberto Robles, hijo del afectado.

Tras la actuación de FACUA Madrid, Cofidis ha devuelto 13.681 euros a los herederos de un pensionista con bajos recursos que había contratado una tarjeta revolving en 2007 y a la cual se le aplicó un interés usurero del 22,95% TAE. La empresa se negó a facilitar el contrato a sus herederos alegando que lo había perdido.

Un interés usurero

Cuando en febrero de 2021 falleció el padre de Alberto Robles, este no imaginaba la sorpresa que se iba a encontrar. Durante las diferentes gestiones que llevaba a cabo para cerrar todos los asuntos pendientes que dejó la muerte de su progenitor, se encontró un préstamo sin terminar de pagar a través de una tarjeta revolving sin terminar de pagar con Cofidis y cuya deuda superaba los 4.000 euros. Al momento, solicitó a la empresa toda la información del contrato.

Cofidis no le envió el contrato alegando que lo había perdido, pero sí los extractos de las mensualidades pagadas. En ellos, Alberto observó unos intereses usureros del 22,95% y que se había incluido en la tarjeta un seguro de vida que cubría la deuda en caso de fallecimiento. Apoyándose en esto último, solicitó la cancelación del crédito. La empresa aceptó, pero comunicó a sus herederos que tenían que seguir pagando las mensualidades mientras se comprobaba la veracidad de los hechos y se tramitaba la cancelación. "Se pagó mientras se estudiaba el caso y se tramitaba la cancelación", explica. A cambio, Cofidis se comprometió a devolver las mensualidades pagadas de más durante el tiempo que duraba el proceso. Y así fue.

Pero una vez cancelada la deuda, comenzó a investigar la legalidad de los intereses usureros que habían aplicado a la tarjeta revolving de su padre. Observó que podía reclamarlos y decidió acudir a FACUA Madrid "para ver qué se podía hacer" en defensa de sus derechos.

Producto usurero y sin transparencia

Tan pronto la organización examinó la información del caso, observó que este préstamo era completamente usurero. Apoyándose en ello, FACUA Madrid recordó en el escrito que envió a Cofidis la sentencia del 4 de marzo de 2020 del Tribunal Supremo, por la que dictaminó que se considerarán usureros los contratos de las tarjetas revolving con intereses "notablemente" superiores "al tipo de interés en el momento de celebración del contrato, correspondiente a la categoría a la que corresponda la operación crediticia cuestionada".

Finalmente, gracias a la actuación de la organización, Cofidis ha devuelto a Alberto y a su familia los 13.681 euros. La empresa ha evitado acudir a los tribunales para eludir la posible condena que le obligase también a pagar las costas del procedimiento.

Ya somos 245.804