Los usuarios tienen derecho a abonar las facturas en tantos meses como las eléctricas se hayan retrasado

FACUA advierte de que los problemas de facturación están provocando que los consumidores acumulen importantes deudas y desconozcan si les aplican las tarifas correctas.

Los usuarios tienen derecho a abonar las facturas en tantos meses como las eléctricas se hayan retrasado

Ante el caso en la facturación eléctrica de los últimos meses, FACUA-Consumidores en Acción recuerda que los usuarios tienen derecho a abonar los recibos de la luz atrasadas en tantos meses como las compañías se hayan demorado en emitírselas.

Distintos usuarios han puesto en conocimiento de la asociación que en los últimos días les están cargando todos las facturas atrasadas, sin que desde las eléctricas les hayan informado de su derecho a que el cobro les sea prorrateado por tantos meses como el retraso acumulado.

La asociación recuerda que así lo establece el artículo 96 del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica, que señala que si se ha producido un funcionamiento incorrecto de los contadores o un error de tipo administrativo que haya provocado retrasos en la facturación o el cobro de cantidades inferiores a las que correspondían, los consumidores tienen derecho a realizar los pagos "en tantas facturas mensuales como meses transcurrieron en el error".

En el caso de que se hubieran facturado cantidades superiores a las debidas, deberán devolverse íntegramente "en la primera facturación siguiente, sin que pueda producirse fraccionamiento de los importes a devolver". Además, los consumidores no tienen que abonar ninguna cantidad facturada con más de un año de retraso.

Investigación de la CNMC

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), cinco meses después del inicio de las irregularidades, ha anunciado el inicio de la investigación que FACUA le reclamó en septiembre sobre el comportamiento de las eléctricas ante las anomalías que se estaban produciendo en las facturaciones.

Así, la CNMC ha señalado que se encuentra actualmente en una primera fase, recopilando información y buscando soluciones. Una vez acabado ese proceso, Competencia podrá decidir si incoa un expediente, lo que dará lugar a una investigación más estricta y la publicación de los nombres de las compañías y las conductas analizadas. Del resultado de este expediente podrán desprenderse sanciones a las empresas investigadas.

FACUA pide celeridad a Competencia en su investigación y que dé a conocer el alcance de las actuaciones que lleve a cabo para esclarecer los sucesos, así como que informe con transparencia de las empresas a las que se les abra el correspondiente expediente sancionador y las multas que pueda imponérseles -en caso de que así se determine-.

Además, la asociación insta a la CNMC a que indague no sólo en los retrasos en la facturación, sino en los propios errores en los recibos que están provocando que se atribuya a usuarios consumos incorrectos -en ocasiones, muy superiores a los reales- o se distribuyan mal los tramos horarios, aplicando precios de horario punta en valle y similar.

Doble anomalía

La asociación recuerda que el origen de las anomalías se encuentra en que las distribuidoras fueron incapaces de adaptarse al nuevo sistema de peajes y cargos regulados en vigor desde este junio, provocando que no faciliten a las comercializadoras los datos de facturación o lo hagan con errores. Con ello, multitud de clientes llevan desde entonces sin recibir las facturas o lo han hecho con cantidades irregulares que tienen que corregirse.

FACUA, además, también pidió a la CNMC investigara un problema informático en Endesa que derivó en que desde septiembre del año pasado haya dejado también de emitir y cobrar millones de facturas. Sin embargo, la información que ha trascendido no incluye este asunto.

Legislación deficiente

La asociación critica que la legislación del sector no imponga a las eléctricas la obligación de informar a los usuarios de su derecho a pagar de forma aplazada los cargos no facturados como consecuencia de errores. Algo que está provocando que numerosas familias que no han recibido esta información estén elevando sus niveles de endeudamiento para abonar de una sola vez las elevadas cantidades que les están cargando sus compañías tras haber acumulado numerosos recibos atrasados.

FACUA advierte a los consumidores que reciban facturas atrasadas de que pueden rechazar los cargos en sus entidades bancarias y dirigirse a sus comercializadoras eléctricas para solicitar el pago prorrateado en el mismo número de meses que haya durado el error de facturación.

Ya somos 247.636