100 euros por comensal al cancelar la reserva: FACUA denuncia al restaurante madrile˝o El Invernadero

La empresa gana mßs dinero con las cancelaciones que con los clientes que acuden a comer allÝ.

100 euros por comensal al cancelar la reserva: FACUA denuncia al restaurante madrile˝o El Invernadero

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado al restaurante madrileño El Invernadero, vinculado al chef Rodrigo de la Calle, por penalizar de forma desproporcionada con 100 euros a los clientes que no se presenten tras haber realizado una reserva o que cancelen con menos de 24 horas de antelación. La denuncia ha sido presentada ante la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid.

La asociación ha podido comprobar que en la página web del restaurante se recoge en las condiciones de las reservas que "todas las cancelaciones han de realizarse 24 horas antes de la reserva, si no están dentro de este plazo se cobrará una cantidad de 100 euros por comensal".

FACUA considera absolutamente desproporcionado que el establecimiento imponga a los clientes una penalización que llega incluso a superar el coste de algunos de los menús que ofrece -que oscilan entre los 99 y los 155 euros-. Así, la empresa gana más dinero con las cancelaciones que con los clientes que acuden a comer allí.

La asociación señala que se impone una penalización al usuario cuando no se acredita ninguna clase de perjuicio o daño efectivo para el restaurante, pues el usuario no llega a hacer uso de servicio alguno del establecimiento. Es más, se le obliga al abono de cantidades por servicios que el restaurante no ha prestado.

Por el contrario, no se impone ninguna penalización para el restaurante en el caso de que el local no pueda garantizar la mesa reservada al cliente en el día y hora señalados.

Qué dice la ley

FACUA recuerda que el artículo 87 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, considera una cláusula abusiva "la retención de cantidades abonadas por el consumidor y usuario por renuncia, sin contemplar la indemnización por una cantidad equivalente si renuncia el empresario".

El mismo artículo contempla también como cláusula abusiva el "el abono de cantidades por servicios no prestados efectivamente […] o la fijación de indemnizaciones que no se corresponden con los daños efectivamente causados".

Por otra parte, la la Ley 11/1998, de 9 de julio, de Protección de los Consumidores de la Comunidad de Madrid, recoge en su artículo 50 como infracción "la inclusión de clausulas abusivas en las condiciones generales de los contratos y las ofertas publicitarias, así como la realización de prácticas no consentidas expresamente por los consumidores que, según la legislación aplicable, resulten abusivas y lesionen sus derechos".

Por todo ello, FACUA ha denunciado a la empresa propietaria de El Invernadero, Gastrobotánica SL, por imponer una cláusula abusiva en su política de reservas.

Ya somos 245.746