Brote de salmonelosis en asilos de Madrid: La Aesan se niega a hacer pública la marca de las hamburguesas

La Agencia ha desestimado la petición de FACUA de dar a conocer toda la información posible con el pretexto de que el destino de los productos "ha sido un canal mayorista y no el consumidor final".

Brote de salmonelosis en asilos de Madrid: La Aesan se niega a hacer pública la marca de las hamburguesas
Imagen: Europa Press.

FACUA-Consumidores en Acción considera lamentable que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), dependiente del Ministerio de Consumo, se niegue a hacer pública la marca de las hamburguesas de pollo que el pasado mes de diciembre provocó un brote de salmonelosis en dos residencias de ancianos de Madrid.

Tras conocer que la Agencia había emitido una alerta en la que advertía de un brote de salmonelosis asociado con el consumo de hamburguesas de pollo fabricadas en España y distribuidas en España, Irlanda, Malta y Portugal y que tanto el Ministerio de Consumo como la Comunidad de Madrid habían confirmado que el brote se había producido en dos residencias de ancianos con catorce casos, la asociación se dirigió a la Aesan para instarle a que diera a conocer toda la información posible sobre el asunto, incluida la marca de los productos afectados.

Ahora, el organismo ha respondido a la petición de FACUA negándose a hacer pública dicha información con el pretexto de que "el destino de los productos ha sido el canal mayorista y no el consumidor final" y que "la información ha sido difundida dentro de los cauces del control oficial".

Por tanto, la Aesan señala que "no se considera necesario advertir a la ciudadanía sobre la existencia de productos en el mercado que puedan suponer un riesgo para su salud".

Falta de transparencia

En este sentido, FACUA critica que la Agencia se enroque en su falta de transparencia y lamenta que las administraciones públicas no sólo no dieran a conocer toda la información desde un primer momento, sino que sigan sin querer hacer públicas aún el fabricante, los distribuidores, la marca y el lote del producto contaminado (o cualquier otra referencia que permita su identificación).

La asociación considera una excusa muy pobre que el destino de las hamburguesas no sea "el consumidor final", y advierte de que, al haberse comercializado en el mercado mayorista, los usuarios podrían haber adquirido el producto al peso en carnicerías, tiendas de alimentación o supermercados, o haberlo consumido en establecimientos de hostelería.

FACUA recuerda que el artículo 8 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, señala como derecho de los consumidores "la información correcta sobre los diferentes bienes o servicios y la educación y divulgación para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo o disfrute".

De igual forma, también recoge "la protección de sus derechos mediante procedimientos eficaces, en especial en relación con las personas consumidoras vulnerables".

La asociación, por tanto, pide a la Aesan que deje de ocultar datos que resultan de interés para los usuarios, a fin de que puedan tomar las medidas y precauciones que consideren necesarias, y dé a conocer toda la información relativa a las hamburguesas que provocaron el brote de salmonelosis en diciembre.

Ya somos 247.004