La Justicia confirma una multa de 21.500 euros a Iberia por cobrar 30 en la devolución de unos billetes

Consumo de Baleares había sancionado a la aerolínea por aportar información "confusa e inductora de error". Ello supone una infracción grave, que justifica la sanción.

La Justicia confirma una multa de 21.500 euros a Iberia por cobrar 30 en la devolución de unos billetes

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Palma de Mallorca ha confirmado una multa de 21.500 euros a Iberia por cobrarle 30 euros de forma indebida a un consumidor en concepto de gastos de gestión en el reembolso de unos billetes de avión. La Justicia balear da así la razón a la Dirección General de Consumo al desestimar un recurso de la aerolínea. La clave está en que, según la sentencia, la información prestada acerca de esos sobrecargos era "confusa e inductora de error", lo que supone una infracción grave merecedora de la sanción.

Iberia se mostraba disconforme con la multa impuesta por Consumo el 5 de junio de 2018, por "no reembolsar el precio íntegro de los billetes, reteniendo 30 euros en concepto de gastos de gestión cuando no se ha informado al consumidor, en el desglose del precio, de ese concepto ni que el mismo fuera reembolsable".

En el recurso desestimado, la aerolínea argumentaba, por un lado, que todos los gastos de gestión están publicados en la página web. Por el otro, que se había vulnerado el principio de proporcionalidad, al existir un presunto desfase entre el supuesto de hecho infractor y la sanción administrativa: de haberse cometido una infracción, siempre según Iberia, esta se habría de calificar como leve y cuantificarse en 300 euros.

La justicia desdice a Iberia

La sentencia del juzgado balear desmonta estos argumentos. Primero, apunta que en la web de Iberia "no se informa al consumidor acerca de la no devolución de los gastos de gestión hasta la tercera pantalla (previo cliqueo específico), y que esta información es contradictoria con la que se muestra en la compra del billete". Es, pues, "confusa e inductora de error, dificultando el entendiendo de los términos del contrato y las obligaciones derivadas del mismo". Por ello, baśandose en la Ley 7/2014, de 23 de julio de protección de las personas consumidoras y usuarios de las Illes Balears, concluye que, efectivamente, "concurre la infracción".

En cuanto al principio de proporcionalidad, el juez estima que se han aplicado correctamente los criterios de graduación que permiten calificar la infracción como grave. Para ello, cita la Ley 7/2014, sobre la clasificación y calificación se las sanciones. Esta, en su artículo 83.1, establece los agravantes que convierten una infracción "leve" en "grave". Dos concurrían en este caso, a saber: que haya reiteración en la conducta infractora y que exista un elevado volumen de ventas o prestación de servicios. "Es notorio el volumen de ventas y el predominio de la aerolínea Iberia, puesto que es una de las compañías aéreas más importantes a nivel mundial", apunta el escrito. a este último respecto.

Por último, el juez indica que contra esta sentencia no cabe recurso.

Ya somos 246.256