La Xunta multa con 200.000 euros a Gobierno, Naturgy e Iberdrola por el vaciado de los embalses

El procedimiento contra la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y las dos empresas sigue abierto y podría terminar con sanciones de hasta dos millones si hay "afectación grave" de la fauna y flora.

La Xunta multa con 200.000 euros a Gobierno, Naturgy e Iberdrola por el vaciado de los embalses
Imagen del embalse de As Portas en la cuenca Miño-Sil. | Imagen: Rosa Veiga/Europa Press.

La Xunta ha impuesto sendas multas por valor total de 200.000 euros a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (dependiente del Gobierno central), así como a Naturgy y a Iberdrola, por "mala praxis" al no haber comunicado "de modo oficial" a la Administración autonómica el vaciado de los embalses de Cenza, As Portas, Belesar y Salas el pasado verano.

Así lo ha confirmado este martes al ser preguntada al respecto en rueda de prensa la conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Ángeles Vázquez, quien ha precisado que el expediente sancionador se ha tramitado en base a la ley gallega de pesca continental.

Sin embargo, ha advertido que el procedimiento por parte de la Xunta "sigue abierto", porque el "descenso abrupto" del nivel de los embalses -que ha cifrado en torno al 70 por ciento- podría conllevar multas de hasta 2 millones de euros si hay "afectación grave" a la fauna y la flora, una cuestión que hay que analizar "en un tiempo prolongado".

Esta polémica entre la Conselleria y la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS), organismo presidido por José Antonio Quiroga y dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, se remonta al pasado verano.

A pesar de que la CHMS alegó que había avisado en los meses de junio y julio al servicio provincial de Medio Ambiente en Ourense y a la Consellería de Presidencia a través del 112 de Galicia, la Xunta insistió en que no lo había hecho "formalmente".

En cualquier caso, el expediente sancionador de la Administración autonómica ha concluido con una multa de 200.000 euros: 50.000 por cada uno de los cuatro embalses que tendrán que pagar a partes iguales tanto la Confederación Hidrográfica como las empresas responsables de cada uno.

De este modo, el Ministerio abonará 100.000 euros, mientras que Naturgy -concesionaria de las presas de Salas y Belesar- e Iberdrola -As Portas y Cenza- pagarán 50.000 euros cada una.

"Alteró el transcurrir de los ríos"

Según ha recalcado este martes la conselleira de Medio Ambiente, el vaciado de los embalses fue "un fenómeno que no era meteorológico", sino que se debió a "actuaciones de ciertas emrpesas" y de la CHMS. "Alteró el transcurrir de nuestros ríos, ya que el vaciado abrupto del 70 por ciento supone que las condiciones nunca van a ser óptimas desde el punto de vista ictícola (en referencia a los peces) ni del patrimonio natural", ha explicado Vázquez.

Además, ha afeado a la institución dirigida por Quiroga que intentase "por todos los medios decir que no tenía nada que ver", al tiempo que ha criticado que "nunca se supo bien" qué ocurrió con aquel expediente que había abierto. "La conclusión es que fueron de la mano de las empresas y no se abrió ningún tipo de expediente", ha añadido.

Por eso, la conselleira ha defendido la actuación de su departamento, que lo que hizo fue "analizar la situación con técnicos" y ver que "no se trasladó la información ni se hizo la solicitud pertinente" sobre las condiciones del vaciado "de modo oficial".

Asimismo, Vázquez ha puntualizado que todo ello ocurrió en "un momento atípico", cuando en verano la luz alcanzó "un precio exacerbado y no había ninguna condición que propiciara" que ni la CHMS ni las eléctricas "debían hacer eso", excepto "la económica".

Recurso de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil

La CHMS, por su parte, ha defendido su actuación en la comunicación del vaciado de cuatro embalses gallegos el pasado verano y anuncia que presentará recursos contra las multas impuestas por la Xunta.

"La conselleira anuncia la sanción no solo antes de que concluya el plazo para formular alegaciones por la CHMS, sino incluso antes de que este organismo de cuenca cuente con toda la información que ha valido a la Administración autonómica para sostener su tesis acusatoria", denuncia la institución dirigida Quiroga, quien advierte que esto "puede ser causa de indefensión".

Además, reitera que la institución que dirige "actúa con escrupulosa observancia" del Texto Refundido de la Ley de Aguas y la normativa que la desarrolla.

Así, explica que el descenso del nivel de las presas "no está sujeto a autorización o concesión", por lo que "no es preciso tramitar expediente alguno de concesión o autorización y, por consiguiente, no es necesario la solicitud de informe alguno a la Administración autonómica".

En este sentido, Quiroga asegura que "nada podía hacer la CHMS para evitar el descenso de nivel de las aguas". Como prueba, menciona una modificación legislativa "que se hizo en tiempo" y que entró en vigor el 16 de septiembre de 2021, aunque fue posterior a los hechos.

Este cambio, añade, habilitó a los organismos de cuenca "para fijar un régimen mínimo y máximo de caudales medio mensuales, un régimen de volúmenes mínimos de reservas embalsadas para cada mes, así como una reserva mensual mínima".

Por todo ello, la CHMS "ha actuado siempre y en todo momento con plena observancia de la normativa vigente" y ve "muy grave que se utilice el agua como arma de demagogia política", concluye.

Ya somos 248.259