Riesgo de incendio en placas vitrocerámicas Bosch, Siemens, Balay, Lynx y Neff vendidas desde 2006

Los fabricantes alertan en doce países europeos de que <i>"en algunos casos excepcionales"</i>, determinados modelos <i>"pueden incorporar un componente electrónico defectuoso que ocasione el encendido accidental de las zonas vitrocerámicas traseras"</i>.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) informa que los fabricantes Bosch, Siemens, Balay, Lynx y Neff han alertado a través de anuncios en prensa del "riesgo de incendio" que puede producirse en determinados modelos de vitrocerámicas. "En algunos casos excepcionales, estas placas pueden incorporar un componente electrónico defectuoso que ocasione el encendido accidental de las zonas vitrocerámicas traseras".

La alerta ha sido lanzada en doce países europeos: Alemania, Austria, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Noruega, Portugal, Rusia y Suecia.

Se trata de "modelos de placas vitrocerámicas de 60 cm. de ancho con 4 zonas de cocción (2 zonas vitrocerámicas convencionales / 2 zonas de inducción) ". El riesgo está en las zonas traseras, con calefactores radiantes (convencionales), ya que "esta situación no afecta a las dos zonas de inducción delanteras". Tienen fecha de compra "a partir de enero de 2006" en el caso de Bosch, Siemens y Neff y "desde septiembre de 2006" en el de Balay y Lynx.

El accidente "puede ocurrir debido a una acumulación electrostática poco habitual combinada con un pico de tensión en el suministro eléctrico".

Aunque aseguran que "hasta el momento no ha ocurrido ninguna incidencia", los fabricantes han detectado "ocho casos" en la CEE "en los que los calefactores radiantes se activaron automáticamente".

El problema fue detectado en febrero de 2007, ante lo que "toda la producción fue retenida y todas las placas que había en los almacenes fueron devueltas a la fábrica". Las marcas señalan que "ahora el problema está solucionado porque la electrónica ha sido cambiada. Mientras tanto la producción se ha reanudado". También advierten que la electrónica afectada no se había utilizado en otros productos.

Las marcas instan a los consumidores llamen al teléfono 900 120 150 para verificar si su vitrocerámica está afectada y solicitar "una visita sin cargo del servicio técnico oficial".

"Hasta que su placa haya sido revisada", indican, "puede continuar utilizándola; no obstante, no deje nada encima de la misma cuando esté apagada, ya que puede haber riesgo de incendio". Por ello advierten que, "como precaución, desconecte siempre el fusible cuando la placa no esté en uso".

Los fabricantes ofrecen información adicional en la página web www.service-management-web.com. En ella también pueden verificar si su vitrocerámica está afectada indicando "el número de serie y el número FD" que aparece en el manual de instalación de la placa, el número que aparece en su cristal o identificarla mediante una fotografía.

Ya somos 203.815