273 millones de euros

La CE multa a Heineken, Grolsch y Bavaria por pactar los precios de la cerveza en Holanda

El Ejecutivo comunitario ya ha sancionado a cárteles en el sector de la cerveza en los mercados de Bélgica, Francia y Luxemburgo.

La CE multa a Heineken, Grolsch y Bavaria por pactar los precios de la cerveza en Holanda
La Comisión Europea ha impuesto una multa de 273 millones euros a Heineken, y otras dos cerveceras holandesas, Grolsch y Bavaria, por pactar los precios y repartirse el mercado en Países Bajos entre 1996 y 1999, vulnerando las reglas de competencia comunitarias. El grupo belga InBev también participó en este cártel, pero se libra de la multa al haber sido el primero en denunciar el caso ante el Ejecutivo comunitario.

Heineken se lleva la sanción más importante (219 millones de euros) porque es la cervecera más grande y supera el 50% de cuota de mercado, según explicó la comisaria de Competencia, Neelie Kroes. Grolsch tendrá que pagar 32 millones de euros y Bavaria se enfrenta a una multa de 23 millones. Se trata de la cuarta sanción más elevada que impone Bruselas a un cártel.

Con esta decisión, el Ejecutivo comunitario acumula sólo en los cuatro primeros meses del año un total de 2.000 millones de euros en multas contra empresas que participan en acuerdos ilegales, superando el máximo histórico anual que se registró en todo 2007 (1.800 millones de euros).

Kroes explicó que la Comisión considera "simplemente inaceptable" que los principales productores de cerveza acordaran pactar los precios y repartirse el mercado entre ellos, y denunció que los máximos directivos de estas empresas "participaron en el cártel pese a saber que este comportamiento era ilegal". "En lugar de respetar la ley, intentaron cubrir las pistas reuniéndose en hoteles y restaurantes y utilizando nombres en código", señaló la comisaria de Competencia.

Destacó el impacto negativo que este acuerdo ilegal ha tenido sobre los consumidores holandeses, que consumen 80 litros de cerveza al año. "Nosotros queremos que los consumidores tengan claro que pueden acudir a los tribunales nacionales si tienen la impresión de que se les ha causado un daño con estas prácticas", indicó Kroes.

El Ejecutivo comunitario ya ha sancionado a cárteles en el sector de la cerveza en los mercados de Bélgica, Francia y Luxemburgo. Otra investigación llevada a cabo en Italia se archivó sin resultados. Bruselas descubrió por si misma el acuerdo ilegal en Bélgica y a partir de ahí InBev le proporcionó información de que participaba en cárteles en otros países europeos, logrando así la inmunidad.

La investigación en el caso de Países Bajos ha durado 7 años, mucho más que en el resto de mercados, por lo que la Comisión ha decidido descontar de la multa final 100.000 euros. Kroes no quiso desvelar si todavía está investigando cárteles en otros mercados como Alemania o República Checa.

Las pruebas reunidas por el Ejecutivo comunitario, entre las que hay notas manuscritas tomadas durante reuniones oficiosas y pruebas de las fechas y lugares en las que se celebraron, han confirmado finalmente este acuerdo ilegal, considerado una "infracción muy grave", llevado a cabo por Heineken, InBev, Grolsch y Bavaria.

Las cuatro cerveceras coordinaban los precios y los aumentos de precios en Países Bajos, tanto para el segmento de hoteles, restaurantes y cafés, como para la venta en supermercados.

Ya somos 203.712