Una campaña de correos fraudulentos suplanta a la Policía y acusa de posesión de contenido pornográfico

Las víctimas reciben un mail instándoles a abrir un fichero pdf adjunto para acceder a la información de un supuesto procedimiento legal en su contra.

Una campaña de correos fraudulentos suplanta a la Policía y acusa de posesión de contenido pornográfico
Imagen: Cuerpo Nacional de Policía.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) ha alertado de una campaña de correos electrónicos fraudulentos que suplanta la identidad de la Policía Nacional y cuyo objetivo es extorsionar a las víctimas para que contesten al mail y continuar así con el fraude en las siguientes interacciones que se puedan producir.

Según informa el organismo, dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), los usuarios reciben un correo en el que se les insta a acceder a un documento pdf adjunto para encontrar la información de un supuesto procedimiento legal en su contra por pornografía infantil, pedofilia, ciberpornografía y exhibicionismo. La resolución del legislador, que realmente no existe, concluye que al término de la investigación el usuario ha cometido delitos a través de internet.

Por todo ello, se le pide a la víctima que envíe sus justificaciones por correo electrónico, de forma que puedan ser examinadas y verificadas en un plazo escricto de 48 horas. Si no se responde pasado ese tiempo, se le amenaza con enviar el supuesto informe al Tribunal Judicial para que emita una orden de arresto.

Ejemplo del correo fraudulento. | Imagen: OSI.
Ejemplo del correo fraudulento. | Imagen: OSI.

 

De responder, es posible que los ciberdelincuentes continúen con la extorsión y lleguen a solicitar algún tipo de cuantía económica, o incluso instalar algún programa o herramienta en el dispositivo del afectado para tomar el control y seguir con el fraude.

La OSI señala que los falsos correos electrónicos utilizan logos, marcas de agua y una firma que podrían corresponder con una notificación oficial de la Policía, y asuntos como "Crimen" o "Encuesta rápida", aunque no se descartan otros. Los mails se envía posiblemente desde una cuenta de correo generada aleatoriamente desde servicios de correos como Gmail, por lo que no tienen ninguna relación con la Policía Nacional.

Ya somos 246.256