SegurCaixa Adeslas cobró 550 euros a un enfermo de Alzheimer por un servicio que nunca contrató

La aseguradora, que ignoró durante tres años las reclamaciones que el afectado y su mujer vertieron desde que empezaron los cargos, ha devuelto el dinero tras intervenir FACUA.

SegurCaixa Adeslas cobró 550 euros a un enfermo de Alzheimer por un servicio que nunca contrató
La sede madrileña de la aseguradora. | Imagen: Europa Press/SegurCaixa Adeslas.

Después de tres años intentándolo por su cuenta, ha sido una reclamación interpuesta por FACUA Córdoba la que ha frenado el abuso al que SegurCaixa Adeslas venía sometiendo a una persona dependiente: cargarle 15 euros mensuales primero, y 15,75 después, por unos servicios que él nunca contrató. Los 550 euros cobrados de forma indebida ya han vuelto a su haber.

Agustín. F. M., vecino de Córdoba, tiene reconocida una dependencia severa de grado II, a causa del Alzheimer que padece. "Por eso yo le digo que cuando llamen al teléfono me lo pase siempre", relata su esposa Esther, septuagenaria como él.

Ella no olvida cómo, en los primeros días de 2019, su marido descolgó el inalámbrico y se lo llevó a la cocina. Eran agentes comerciales de SegurCaixa Adeslas, ofreciéndole un seguro dental. "No queremos ningún seguro", asegura que respondió, "y mi marido menos aún".

Ella reclama; SegurCaixa le cobra aún más dinero

Su sorpresa, por la que aún se indigna, llegó poco después, cuando acudió a su sucursal bancaria para renovar la cartilla: "¡Contra, pero si lo están cobrando!", rememora. Efectivamente, pese a lo explícito de su respuesta, le habían cargado a su marido 15 euros.

Ni las peticiones al banco para devolver los cargos ni las reclamaciones enviadas a la propia aseguradora dieron fruto. Lo único que cambió es que, a comienzos de 2021, le subieron la cuota a 15,75 euros. "Además", prosigue, "yo nunca tuve en la mano ningún documento del seguro que supuestamente había contratado Agustín".

O demostrar la contratación, o devolver el dinero

Entonces, Esther decidió poner su caso en manos de FACUA Córdoba. El equipo jurídico de la asociación redactó un completo escrito de reclamación: 11 folios con una detallada relación de los hechos, de los derechos dañados a su socio y las leyes infringidas por la aseguradora, así como una copia de la documentación concerniente.

En esencia, se le exigía que aportara alguna documentación o prueba de que Agustín, efectivamente, había contratado algún tipo de servicio con ellos. Si no, debían proceder a devolver todo el dinero cobrado de forma indebida a lo largo de más de tres años: 550,50 euros.

"Yo lo iba a dar por perdido"

Obviamente, SegurCaixa Adeslas no ha podido demostrar nada. La compañía se ha limitado a responder con un escueto correo, justo 14 días después de recibir la reclamación. Ocho líneas en total, entre las que no figura ninguna disculpa, como ocurre habitualmente. Sí se podía leer: "Se ha procedido a informar al cliente de la resolución favorable a su reclamación. En este sentido, se ha procedido a la anulación de la póliza con la devolución del total de las primas cobradas".

El dinero ya está en poder de Agustín. "No sabe lo agradecida que estoy. Yo lo iba a dar por perdido", enfatiza Esther, y despide la conversación con una denuncia y un consejo: "Van a por la gente mayor. A partir de ahora, cuando me cuenten casos similares, les diré: 'Apuntaros a FACUA'".

Ya somos 246.290