ONG ambientales piden al Europarlamento que rechace el "lavado verde" a las inversiones en gas y nuclear

Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF denuncian que aprobar la nueva propuesta de taxonomía supone ceder a los grupos de presión.

ONG ambientales piden al Europarlamento que rechace el "lavado verde" a las inversiones en gas y nuclear
Imagen: American Public Power Association (Unsplash).

Las organizaciones Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF han pedido por escrito a los miembros del Parlamento Europeo que voten en contra de la nueva propuesta de taxonomía. Esta representa, según su visión, una cesión al "lavado verde" al gas y la nuclear que tratan de imponer los grupos de presión.

Este martes el Parlamento Europeo votará la propuesta de taxonomía y si incluye o no a estas dos fuentes de energía como inversiones sostenibles para avanzar en la transición ecológica y energética. Según un comunicado conjunto de las citadas organizaciones, vetar el acto delegado de la taxonomía es clave para avanzar hacia esta transición, si bien haciéndolo de manera justa con la población europea y permitiendo la independencia energética.

Las ONG instan a los eurodiputados españoles que voten en contra de la propuesta de "falsa taxonomía verde" para evitar que miles de millones de euros se desvíen de las renovables y pasen a financiar a los combustibles fósiles y a la nuclear.

En ese sentido, alertan de que en caso de que la propuesta salga adelante, la nueva lista de actividades económicas sostenibles incluirá estas fuentes de energía, a pesar de las emisiones de gases de efecto invernadero de la primera y de los residuos radiactivos de la segunda.

Que lo demuestre la ciencia

Así, denuncian que la nueva taxonomía "ha sido maquillada de verde" por los grupos de presión de la industria de los combustibles fósiles y la energía nuclear.

Por otro lado, advierten de que el propio Reglamento de Taxonomía es el que establece que los criterios para definir las inversiones sostenibles deben basarse en la ciencia y las actividades catalogadas como verdes no deben causar impactos al medio ambiente.

Sin embargo, si se aprueba este acto delegado, que abriría la puerta a incluir el gas y la nuclear como verdes, sería contrario a estos principios éticos, por lo que podría ser impugnado, como ya han anunciado países como Austria y Luxemburgo.

"La decisión de clasificar el gas natural y la energía nuclear como sostenibles pondría en riesgo el liderazgo y el futuro renovable tanto de la Unión Europea como de España. Vetar el acto delegado de la taxonomía supone una oportunidad para avanzar en la independencia energética y lograr acelerar la tan necesaria transición ecológica con criterios de justicia social", concluyen.

Ya somos 247.090