La Justicia extremeña obliga a Iberdrola a desmantelar la central fotovoltaica de Usagre

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha dictaminado que la eléctrica debe devolver a un vecino de la localidad las más de 500 hectáreas que le fueron expropiadas para su construcción.

La Justicia extremeña obliga a Iberdrola a desmantelar la central fotovoltaica de Usagre
Imagen de archivo de la construcción de una planta fotovoltaica.

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha dictaminado que Iberdrola debe desmantelar la central fotovoltaica Nuñez de Balboa, situada en la localidad de Usagre, para devolver el terreno a su anterior propietario,

Así lo señala la sentencia del Alto Tribunal, que indica que la eléctrica está obligada a devolver a un vecino del municipio extremeño las más de 500 hectáreas que le fueron expropiadas para la construcción de las instalaciones.

Y es que ya existía anteriormente a la expropiación un contrato de arrendamiento por 25 años que permitía a la empresa actuar en dichos terrenos. "Debemos reconocer el derecho a la devolución in natura, esto es, al reintegro de las fincas libres de la planta fotovoltaica con todas sus instalaciones, que es lo pretendido por la actora", señala el texto, que continúa indicado que "carece de fundamento alguno" pedir la expropiación de un terreno meses después de asegurar su disponibilidad mediante el arrendamiento.

"Pero no queda ahí el actuar de la promotora", indica la sentencia, que califica de "despropósito" la actuación de Iberdrola, "al mismo tiempo (el mismo día) que remite el burofax anterior, poniendo en conocimiento que ha comenzado la fecha de inicio del contrato de arrendamiento y que va a comenzar la construcción de la Planta, presenta solicitud en el registro general de la Delegación del Gobierno en Extremadura solicitando que se proceda a convocar las actas previas a la Ocupación que determina el artículo 52 de la LExF, respecto de las fincas que relaciona, entre ellas las de la hoy actora, con el argumento de que no ha conseguido llegar a un acuerdo sobre el justiprecio".

Según ha afirmado la abogada del demandante en declaraciones a Canal Extremadura, el auto "reconoce la violación del derecho de propiedad", y ha asegurado que Iberdrola se valió de los poderes del Estado para conseguir una expropiación "ilegal". La sentencia critica duramente la actuación de la Abogacía del Estado, señalando el "desesperado intento" por evitar que se anulase el proceso expropietario, "que es palmaria por ausencia de justificación para haber acudido a la expropiación de las fincas".

La incógnita reside ahora en qué ocurrirá con la central fotovoltaica. La defensa señala que la planta opera de manera "alegal", e indica que así lo refleja un decreto de la alcaldía de Usagre, que aseguraba que Iberdrola tenía que cesar su actividad porque "no tenía licencia".

Iberdrola, por su parte, ha confirmado a Canal Extremadura que la planta tiene sus documentos en regla y que piensan recurrir la sentencia al Tribunal Supremo, y afirma que la central seguirá operando.

Ya somos 247.010