BBVA, sancionado con 48.000 euros por desvelar a un tercero el saldo de la cuenta de una clienta

El banco, al reconocer su error ya venirse a pagar de forma voluntaria, se acoge aun 40% de descuento respecto a la sanción inicialmente propuesta, de 80.000 euros.

BBVA, sancionado con 48.000 euros por desvelar a un tercero el saldo de la cuenta de una clienta
La sede de BBVA en Madrid. | Imagen: Isabel Infantes (Europa Press).

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha sancionado con 48.000 euros –una vez aplicado un 40% de descuento a los 60.000 iniciales al BBVA porque uno de sus empleados de caja reveló el saldo de la cuenta bancaria de una clienta a un tercero.

Según informa el digital Economist&Jurist, todo empezó cuando un usuario realizó en un cajero automático del BBVA un ingreso en concepto de alquiler a la propietaria del piso que habitaba.

Esta vez, a diferencia de otras anteriores, el cajero no le facilitó ningún comprobante del ingreso. Por ello, el hombre entró en la oficina del banco para que se lo facilitasen. Cometieron un nuevo error: en el documento que le facilitaron constaba el saldo de la cuenta de la propietaria del inmueble.

Esta, al enterarse, interpuso una reclamación ante la AEPD. A su vez, al ser interpelado por el organismo estatal, el BBVA reconoció el error del empleado de caja y alegó que ya se había disculpado con la propietaria del inmueble y tomado las medidas oportunas para que estos errores no se repitiesen.

Dos agravantes

La AEPD llegó a la conclusión de que, sin perjuicio de lo que resultase en la fase de instrucción, los hechos aquí acontecidos podrían ser constitutivos de dos infracciones imputables al BBVA por vulneración del art. 5.1.f) del Reglamento General de Protección de Datos y del art. 32 del mismo cuerpo normativo. La institución dirigida por Mar España Martí fijaba inicialmente la sanción a imponer en 80.000 euros (50.000 euros por la primera infracción y 30.000 por la segunda).

Para ello, la agencia tenía en cuenta dos circunstancias agravantes: la ausencia de medidas técnicas u organizativas para evitar brechas de confidencialidad como la que nos ocupa, y la vinculación de la actividad económica de BBVA con el tratamientos de datos personales, por loq ue el banco debería contar con experiencia y conocimientos suficientes para no para el tratamiento de dichos datos.

El BBVA ha procedido al pago de 48.000 euros haciendo uso de las dos reducciones previstas legalmente: reducción del 20% por reconocimiento de responsabilidad y reducción del 20% por pago voluntario.

Ya somos 247.074