Ocio

Festivales: no sin mi bocadillo

Con la vuelta a la normalidad, son muchas las promotoras de eventos musicales que están imponiendo un año más la prohibición de entrar al recinto con alimentos del exterior, una medida a todas luces abusiva.

Por Nacho Tudela

"Quiero mi bocadillo, quiero mi bocadillo, quiero mi bocadillo". Con esta frase el inigualable Homer Simpson "ejercitaba" su derecho a comprar un bocadillo mientras sus compañeros en la central nuclear de Springfield se manifestaban para obtener seguro médico y otros derechos laborales en un gag de la cuarta temporada de Los Simpson (1989).

Hago mías estas palabras de Homer para reivindicar un derecho que queremos muchos de los que, aprovechando el verano, acudimos a las decenas de festivales de música que se celebran por todo el país: el de acceder al recinto del evento con nuestros propios alimentos, que hemos comprado en el exterior o que traemos desde casa.

Para acceder a los contenidos de este número de Consumerismo debes ser socio de pleno derecho de FACUA. Pulsa aquí para darte de alta o iniciar sesión.

Hazte socio pleno o inicia sesión para leer el último Consumerismo
Ya somos 42.041