FACUA detecta diferencias de hasta un 185% en las tarifas de ITV en función de la comunidad autónoma

Once comunidades autónomas han subido sus precios con respecto a 2021. De media, las tarifas para turismo de gasolina han aumentado un 3,6% y para los diésel un 4,3%.

FACUA detecta diferencias de hasta un 185% en las tarifas de ITV en función de la comunidad autónoma

FACUA-Consumidores en acción ha detectado diferencias de hasta un 185,4% en las tarifas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) obligatoria para los turismos con motor de gasolina y de un 116,1% en los vehículos diésel, en función de la comunidad autónoma en la que se realice [ver tabla con las tarifas].

El precio medio de la ITV en las diecisiete comunidades autónomas en la actualidad es de 35,98 euros para los turismos de gasolina (un 3,6% más que en 2021) y de 43,51 euros para los equipados con motor diésel (un 4,3% más que el año anterior).

El análisis de la asociación recoge las tarifas de la ITV de turismos, tanto diésel como gasolina con catalizador (los no catalizados tienen cada vez menos presencia en el parque automovilístico de España), así como de motocicletas. Los precios recogidos incluyen el 21% de IVA (o el 7% del IGIC canario, el 9% del IPSI de Ceuta y el 4% del de Melilla), pero no la tasa de Tráfico, establecida en 4,18 euros para todas las inspecciones.

Gasolina

Comunidad Valenciana es el territorio con la tarifa de ITV más alta para turismos de gasolina: 48,55 euros. Le siguen Euskadi (47,44 euros), Ceuta (46,73 euros) y la Comunidad de Madrid, donde la media de las estaciones encuestadas, que fijan las tarifas sin regulación autonómica, es de 45,40 euros.

Las tarifas más económicas para las inspecciones de turismos de gasolina corresponden a Mallorca (en Baleares la gestión depende de cada Consejo insular): 17,01 euros, Murcia (22,30 euros en la única estación explotada directamente por el Gobierno autonómico, en la localidad de Alcantarilla), Andalucía (26,19 euros para los vehículos de menos de 1.600 centímetros cúbicos y 35,40 euros en el resto) y Extremadura (en las estaciones gestionadas por la administración), con una tarifa de 29,25 euros.

Diésel

En cuanto a las tarifas de las ITV para turismos diésel, la Comunidad Valenciana es la más cara con 63,22 euros. Le siguen los 59,24 euros de media que supone pasar la inspección en la Comunidad de Madrid y los 55,43 euros que cuesta en Ceuta.

En cuanto a las tarifas más bajas para las ITV de los turismos diésel, son las de las estaciones públicas de Extremadura (29,25 euros), las de Andalucía para turismos de menos de 1.600 cc. (30,79 euros), la única estación pública de la comunidad de Murcia (situada en Alcantarilla), donde cuesta 30,90 euros y las de Mallorca, donde sale por 30,92 euros.

Motocicletas

La tarifa media de las tarifas para pasar la ITV de una motocicleta en las diecisiete comunidades autónomas es de 20,81 euros (un 3,3% más que en 2021). En esta categoría, la diferencia entre la más cara y la más económica llega a alcanzar un 280,9%.

Así, las más caras están en la Comunidad de Madrid, donde el precio medio de las estaciones comparadas por FACUA -tienen las tarifas liberalizadas- es de nada menos que 38,89 euros. En el otro extremo, Mallorca, donde pasar la ITV cuesta 10,21 euros.

Evolución tarifaria

El análisis de las ITV realizado por FACUA este año refleja que sólo un tercio de las tarifas (7 de 20, un 35%) han sido congeladas y no sufren variaciones respecto de 2021.

La mayor subida se ha dado en la Comunidad Valenciana, donde el Tribunal Supremo ha anulado las rebajas de la Generalitat Valenciana aprobadas en 2014 y 2019, lo que ha obligado a volver de manera provisional a la normativa de 2011 y a los precios que estuvieron vigentes hasta 2013.

Este cambio supone un aumento del 21,2% en la tarifa para turismos de gasolina, un 43,2% los diésel y un 112,7% las tarifas de inspección periódica de ITV para motocicletas.

Tras Comunidad Valenciana, la segunda mayor subida se ha dado en Madrid, tanto para turismos de gasolina (un 7,7% más) como para turismos diésel (2,7% más) y motocicletas (5,1% más). Euskadi ocupa el tercer lugar de las subidas, con un incremento en las tarifas de un 5,4% en los tres tipos de vehículo.

Por el contrario, sólo en Galicia se ha experimentado una bajada de tarifas con respecto a las que había vigentes en el año 2021. En esta comunidad autónoma bajan un 1,41% las tarifas para vehículos tanto de gasolina como de gasóil, y un 35,66% la inspección de las motocicletas (pasa de 30,79 euros en 2021 a 19,81 euros en 2022).

Cabe destacar que la tasa de Tráfico -que debe abonarse junto al coste de la inspección y no aparece sumada en los precios del estudio- ha subido levemente, pasando de los 4,14 euros de 2021 a los 4,18 de 2022.

Servicio liberalizado en Madrid

La Comunidad de Madrid, la segunda más cara en términos absolutos en relación al precio de la ITV para los turismos diésel y la cuarta para los de gasolina, tiene el servicio de Inspección Técnica de Vehículos liberalizado y por tanto las tarifas no están reguladas por la administración autonómica.

En este sentido, cada empresa cobra los precios que estima oportunos, si bien sobre las tarifas publicadas en cada estación de ITV la mayor parte de las empresas aplican diferentes descuentos para tratar de atraer más clientes, en función de los horarios a los que se solicite la cita previa para la inspección o si se contrata a través de medios telemáticos. Estos descuentos no han sido tenidos en cuenta por FACUA a la hora de realizar este estudio, debido a su heterogeneidad.

Según las tarifas publicadas por cada concesionario de ITV en la Comunidad de Madrid, el precio medio de la inspección es de 45,40 euros en los coches de gasolina (7,7% más que en 2021), cifra que se encuentra un 26,5% por encima de la media española, y de 59,24 euros en los coches con motor diésel, lo que representa un 36,4% más que la media nacional.

Modelos de explotación

En la mayor parte de las comunidades autónomas existe el régimen de concesión pública para la explotación de las estaciones de ITV, salvo, como se ha indicado, en Madrid, donde son privadas, y algunas otras en las que las explota directamente la administración autonómica a través de empresas públicas. Es el caso de Andalucía (Veiasa) o Asturias (Itvasa).

En la Comunidad Valenciana, la Generalitat aprobó el pasado mes de julio que la gestión de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) vuelva a ser pública una vez concluya concesión de las empresas privadas que se encargan de las revisiones periódicas desde hace 25 años. La puesta en marcha de la nueva sociedad está prevista para el 31 de diciembre de 2022.

En la Región de Murcia y en Extremadura conviven algunas estaciones de carácter público, explotadas directamente por la administración, con otras privadas, que funcionan en régimen de concesión o autorización. En ambos casos existen diferencias notables en los precios de las inspecciones, pues a la cantidad que se cobra en las estaciones de carácter público, por tratarse de tasas y no precio, no se les aplica el IVA.

En Mallorca, que cambió su modelo en 2020, gestiona directamente el Consell Insular a través de una empresa privada (General de Servicios S.A).

Sistemas tarifarios distintos

Andalucía es, por otro lado, la comunidad autónoma que ofrece un sistema tarifario más complejo. En este sentido, hace una distinción de los vehículos no sólo en función de si son propulsados por motores de gasolina o diésel, sino de su cilindrada. Así, fija una tarifa de 26,19 euros para los turismos de gasolina con motores de menos de 1.600 centímetros cúbicos y de 35,4 euros para los de mayor cilindrada.

En el caso de los turismos diésel ocurre algo similar. La Junta de Andalucía fija una tarifa de 30,79 euros para los coches de menos de 1.600 centímetros cúbicos y de 40 euros para el resto.

En el extremo opuesto se encuentra Extremadura, donde existe una única tarifa para todos los vehículos, con independencia de su cilindrada y de si son de gasolina o diésel. Así, en las estaciones de ITV de la comunidad extremeña la tarifa es de 29,25 euros (si se trata de alguna estación explotada directamente por la administración autonómica) o de 36,28 euros (en el caso de las estaciones en régimen de concesión administrativa).

En general, existe una enorme heterogeneidad con respecto al modo en que cada comunidad autónoma fija sus propias tarifas de ITV. Y ello, a pesar de que las inspecciones se encuentran reguladas por una normativa estatal, por lo que en todas ellas el procedimiento para la ITV es exactamente el mismo que viene recogido en el Real Decreto 920/2017 de 23 de octubre, que regula la Inspección Técnica de Vehículos en toda España.

En este sentido, no sólo los precios varían de una comunidad a otra. También las tarifas se desglosan en conceptos diferentes en cada comunidad autónoma. Las hay que incluyen todas las revisiones, y las que en la publicación en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma correspondiente se desglosa el coste de cada apartado (emisión de gases, control de ruidos, etc.), aunque esté incluida en la inspección obligatoria.

Ya somos 251.587