FACUA Asturias denuncia los graves retrasos en la ampliación del IES La Corredoría en Oviedo

El centro acoge en la actualidad a un total de 1.000 alumnos a pesar de haberse previsto inicialmente su empleo para la escolarización de 400 estudiantes.

FACUA Asturias denuncia los graves retrasos en la ampliación del IES La Corredoría en Oviedo
Aulas modulares en el IES La Corredoría. | Imagen: Gobierno del Principado de Asturias.

FACUA Asturias ha denunciado los graves retrasos en la ampliación del IES La Corredoría (Oviedo), que acumula más de 10 años de espera para la finalización del proyecto.

El proyecto de ejecución del centro incluye la construcción de 16 aulas para ESO y 6 para Bachillerato, además de una pista deportiva.

El pasado 6 de mayo representantes de las asociaciones de madres y padres de los colegios Carmen Ruiz-Tilve, Poeta Ángel González y La Corredoría, así como el instituto de la zona con el mismo nombre, se movilizaron reclamando la necesidad de un nuevo centro de secundaria que dé respuesta al crecimiento del área.

Al respecto de esta reivindicación, la Consejería asegura que "ante la posibilidad de que la constructora dilate de manera indefinida el inicio, ha decidido impulsar el trámite de resolución del contrato, de modo que se pueda encargar de inmediato la revisión del proyecto e iniciar con carácter de urgencia otro proceso de contratación".

La asociación considera inadmisible la gestión del gobierno autonómico y la situación de abandono que vienen sufriendo los vecinos del barrio de La Corredoría en Oviedo, máxime con un retraso de tantísimos años para prestar un servicio esencial como es el educativo.

Un problema social con urgencia

Cada curso, según relatan los padres, aumenta estadísticamente el número de alumnos que demandan una plaza en secundaria.

FACUA Asturias ha tenido conocimiento de que el IES La Corredoría acoge en la actualidad a un total de 1.000 alumnos a pesar de haberse previsto inicialmente su empleo para la escolarización de 400 estudiantes.

Así, por falta de espacio, los alumnos dan clase en instalaciones como los laboratorios, incluso en barracones.

Como solución temporal mientras dura la construcción de un nuevo instituto para el barrio de La Corredoría, se instalaron en agosto 7 aulas modulares, lo cual resulta completamente insuficiente.

La única respuesta de la consejera de Educación, Lydia Espina, ha sido que en octubre de 2022 se licitarán las obras y comenzarán en enero de 2023.

Sin embargo, la realidad es que, a día de hoy, los padres y madres de alumnos siguen denunciando el mal estado en el que se encuentra el centro educativo y esperando que se materialice la enémisa propuesta de la Consejería de Educación.

En este sentido, la asociación ha exigido expresamente que de una vez por todas, sin excusa alguna y de forma inmediata, se proceda a una solución real y efectiva a la falta de aulas con capacidad necesaria para atender la demanda y garantizar la seguridad de todas las personas que se encuentren en el interior de las instalaciones y, especialmente, la de los alumnos menores de edad.

Qué dice la ley

El Real Decreto 732/1995, por el que se establecen los derechos y deberes de los alumnos y las normas de convivencia en los centros, contempla en su artículo 15 que "todos los alumnos tienen derecho a que su actividad académica se desarrolle en las debidas condiciones de seguridad e higiene".

Por otro lado, el artículo 29 de esta misma norma señala que "los alumnos tienen derecho a utilizar las instalaciones de los centros con las limitaciones derivadas de la programación de actividades escolares y extraescolares y con las precauciones necesarias en relación con la seguridad de las personas, la adecuada conservación de los recursos y el correcto destino de los mismos".

Ya somos 248.306