Aprobada en el Parlamento Europeo

FACUA cree que la 'eurotarifa' es demasiado cara y no propiciará una bajada razonable en los precios libres del 'roaming'

El precio por minuto de la tarifa regulada será en 2007 entre un 35 y un 39% más bajo que los que cobran actualmente las principales compañías españolas.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) cree que el Reglamento aprobado hoy por el Parlamento Europeo sobre las llamadas en roaming en la UE es una medida positiva pero no lo suficiente, ya que la tarifa regulada que se ha fijado y que obligatoriamente deberán ofrecer las compañias es demasiado elevada y no propiciará por tanto una bajada razonable en las que ofertan libremente.

Según un análisis comparativo realizado por FACUA, el precio por minuto en 2007 de la eurotarifa o tarifa de protección al consumidor para las llamadas salientes, 0,49, será entre un 35 y un 39% más bajo que los que cobran actualmente Movistar, 0,798, Vodafone y Orange, 0,75. Resulta evidente, advierte la Federación, que la bajada es importante, pero no lo suficiente para considerar que los usuarios vayan a partir de ahora a pagar un precio justo por sus llamadas en roaming dentro de la UE.

FACUA señala que el carácter abusivo y desproporcionado de las tarifas que vienen aplicando las compañías de móviles queda sobradamente de manifiesto si se observan las que aplican por llamar desde España a los mismos países donde tienen acuerdos de roaming. Por ejemplo, Movistar cobra hasta 0,03 euros más IVA por minuto en llamadas a trece países (a móviles de la misma compañía, con su Tarifa Sin Fronteras) desde los que por hablar en roaming usando la misma red cobra nada menos que 3,30 euros, 110 veces más (un 10.900%).

Por otro lado, FACUA manifiesta que el elevado precio por el establecimiento de cada llamada en roaming que cobran las grandes compañías, 0,45 y 0,47 euros, según los casos, puede vulnerar la nueva Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios, como ya ha denunciado con los 0,12 y 0,15 euros que cobran en las llamadas nacionales.

En este sentido, la Federación solicitó el pasado febrero la intervención del Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo. Y es que la citada Ley permite la "facturación por separado" de los costes que para las empresas "conlleve indisolublemente unido" el "inicio del servicio", pero sólo "cuando se adecuen al servicio efectivamente prestado". En las llamadas nacionales, FACUA calcula que el coste que representa a las compañías el establecimiento de cada comunicación no llega ni siquiera a 1 céntimo de euro.

Ya somos 203.790