Australia multará con hasta 7.000 euros a quienes suministren artículos de plástico de un solo uso

La prohibición incluye cubiertos, platos y vasos de un solo uso así como bastoncillos para los oídos y productos cosméticos que contengan microplásticos.

Australia multará con hasta 7.000 euros a quienes suministren artículos de plástico de un solo uso

El gobierno regional de Nueva Gales del Sur, el estado más poblado de Australia, ha aumentado la prohibición de plásticos de un solo uso -como platos, pajitas y cubertería de plástico- con multas de hasta 11.000 dólares australianos (7.140 euros) para los pequeños comerciantes que suministren estos productos.

La medida, en vigor desde el 1 de noviembre, sucede a la prohibición de bolsas ligeras aplicada desde el 1 de junio, que multa con hasta 275.000 dólares australianos (178.000 euros) a los comercios que sigan proporcionando estos artículos.

"Los envases de plástico y los llamados artículos de plástico de un solo uso representan el 60% de toda la basura en Nueva Gales del Sur", indica la Autoridad regional de Protección Ambiental (EPA) en su portal.

La prohibición incluye artículos como las pajitas de plástico, los cubiertos, platos y vasos de un solo uso así como recipientes de poliestireno para comida, bastoncillos de plástico para limpiarse los oídos y champús y productos cosméticos que contengan microplásticos.

La EPA impondrá multas a los pequeños comerciantes u otros individuos que suministren estos artículos prohibidos de 11.000 dólares australianos (7.140 euros), mientras que en el caso de las empresas la cantidad asciende a aproximadamente 55.000 dólares australianos (35.690 euros).

Aunque el organismo no ha profundizado en el modo de funcionamiento de las sanciones, un portavoz declaró la agencia de noticias australiana 7News que se impondrán multas de hasta 1.100 dólares australianos (714 euros) en el momento para el infractor y la cantidad podría elevarse hasta los 11.000 dólares australianos si el vendedor que las suministra es llevado a juicio.

Por otra parte, los tribunales podrían decretar una sanción que llegue a doblar los 55.000 dólares australianos para las grandes empresas que produzcan o distribuyan los productos prohibidos en función de las circunstancias. Estas prohibiciones se integran en el plan gubernamental que pretender eliminar los productos plásticos "problemáticos e innecesarios" para 2025.

Un nuevo escenario

El estado de Australia del Sur ya prohibió desde marzo de este año los plásticos de un solo uso, mientras otras jurisdicciones como Victoria pretenden aplicar una política similar desde febrero de 2023.

El actual gobierno laborista, ganador en las elecciones de mayo, ha dado un giro en materia de conservación y se ha comprometido a emprender iniciativas más atrevidas en políticas contra la crisis climática, frente a la inacción del anterior ejecutivo conservador.

El índice sobre la gestión de desechos plásticos, publicado por la ONG ecologista Back to blue, coloca a Australia en el séptimo puesto entre 25 naciones por sus esfuerzos generales para controlar la contaminación plástica, detrás de los países europeos, Japón, Reino Unido y Estados Unidos

El país oceánico ocupó el primer lugar por "promover el uso seguro e informado del plástico", pero el puesto 16 por "canales eficientes de recolección y clasificación", según el informe publicado en octubre del año pasado.

Ya somos 249.591