Un guardia civil, condenado a 15 meses de prisión por difundir noticias falsas sobre menores migrantes

Se le impone además una multa de 1.620 euros por vincular a través de Twitter a este colectivo con una agresión sexual ocurrida en China.

Un guardia civil, condenado a 15 meses de prisión por difundir noticias falsas sobre menores migrantes

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un usuario de Twitter por difundir bulos. Se trata de un agente de la Guardia Civil que en 2019 publicó un vídeo en el que relacionaba al colectivo de menores extranjeros no acompañados con agresiones sexuales.

Según cuenta elDiario.es, el fiscal interpretó esta publicación tenía intención de generar "animadversión contra el colectivo" y le acusó de delito de odio con el agravante de difusión por internet. Finalmente, en el juicio celebrado este martes 8 de noviembre, el acusado ha aceptado el relato de hechos de la Fiscalía.

Debe clausurar sus perfiles en redes sociales

Ha sido condenado a 15 meses de prisión, multa de nueve meses con cuota diaria de 6 euros (un total de 1.620 euros) e inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión relacionada con la educación por tiempo de 5 años superior a la pena impuesta. También se ha decretado que debe clausurar sus perfiles en redes sociales, cosa que ya hizo antes del juicio.

La Fiscalía pedía inicialmente dos años de cárcel, pero tanto el fiscal como la defensa han pedido al tribunal que el hombre no entre a prisión, tal como es común en penas de menos de dos años y condenados sin antecedentes. El tribunal ha avisado de que lo resolverá en la sentencia escrita o en el trámite de ejecución de la misma.

En caso de que los magistrados acepten que no entre a prisión, el fiscal ha pedido como condición que el tuitero deba seguir un curso de igualdad de trato y no discriminación y que durante el tiempo de suspensión de la condena no pueda abrir otros perfiles con contenido discriminatorio.

Los hechos se remontan a 2019, cuando este guardia civil publicó un vídeo de segundos en el que se veía una agresión cometida por un hombre en China, que golpea repetidamente e intenta bajar los pantalones a una mujer. Las imágenes iban acompañadas del siguiente texto: "Aquí tenéis el video del mena marroquí de Canet de Mar, a esos que le vamos a dar la paguita hasta los 23 años, los niños de Pedrito Piscinas. Por cierto, luego para más inri viola, estos energúmenos y estas manadas de marroquís no saldrán en los medios".

Actuó "movido por su animadversión y rechazo" a los inmigrantes

La Fiscalía entiende que se traspasó la línea del Código Penal al afectar la noticia falsa a un colectivo vulnerable como son los menores no acompañados. La acusación pública sostiene que el imputado actuó con "manifiesto desprecio a la verdad" y "movido por su animadversión y rechazo" a los inmigrantes de origen marroquí y, entre ellos, "el sector más vulnerable", como son los menores inmigrantes no acompañados, tal como se apuntaba en el escrito de acusación.

Las discriminaciones que se suceden en las redes sociales mantienen en alerta al servicio contra los delitos de odio y discriminación de la Fiscalía de Barcelona. Dentro de éstos, en los últimos años se ha constatado un aumento de las fake news, noticias falsas que tienden deliberadamente a aprovechar incidentes de actualidad de fuerte impacto para trasladar a la audiencia prejuicios o intentar desprestigiar a algún colectivo, en muchas ocasiones acompañado de material audiovisual inveraz o tergiversado.

Ya somos 250.797