Sanidad comienza a tramitar la norma que regulará las recetas de todos los medicamentos en ámbito público y privado

Con ella se regulará también la receta electrónica y la orden para dispensar en cualquier farmacia española el tratamiento prescrito a un paciente.

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha comenzado a tramitar el Proyecto de Real Decreto sobre receta médica y orden hospitalaria de dispensación, una norma que por primera vez establecerá un modelo único para gestionar las recetas de todos los medicamentos -financiados o no por el Sistema Nacional de Salud (SNS)- en medicina pública y privada. El Real Decreto fijará los requisitos de la receta electrónica y regulará la orden que permitirá dispensar en cualquier farmacia de España el tratamiento prescrito a un paciente.

El documento, que desarrolla el Plan Estratégico de Política Farmacéutica de 2004 y la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios aprobada en 2006, fue presentado a las autoridades sanitarias de las distintas comunidades autónomas reunidas hoy en la Comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), informó Sanidad en un comunicado.

Según la futura norma, elaborada en colaboración con las comunidades autónomas y los profesionales sanitarios, la prescripción de un medicamento "deberá adecuarse a la duración del tratamiento para evitar la acumulación por los ciudadanos de excedentes de medicamentos y así garantizar un uso racional de los mismos".

En función de esta directriz se establecerán dos tipos de recetas y órdenes hospitalarias: las no renovables, que solo podrán prescribir un envase de un sólo medicamento salvo en excepciones y las renovables, que servirán para tratamientos de larga duración de pacientes crónicos y permitirán prescripciones de hasta seis meses.

"Coexistencia" de recetas actuales y futuras

Para la aplicación de esta normativa se ha previsto la "coexistencia" de recetas actuales y nuevas en soporte papel durante 12 meses, periodo que será de dos años en el caso de la receta electrónica, según informó Sanidad en su comunicado.

El médico deberá anotar en el volante de instrucciones de recetas y en las órdenes hospitalarias la relación de todos los medicamentos recetados en la misma fecha. Asimismo, el doctor deberá incluir en la receta "información y advertencias para el farmacéutico, así como las instrucciones para un mejor seguimiento del tratamiento".

Por su parte, el farmacéutico podrá "entregar por escrito al paciente información adicional para mejor seguimiento farmacoterapéutico". La oficina de farmacia tendrá incluso que dar al usuario además un recibo con el precio y la aportación del paciente.

Para el paciente, en los envases de los fármacos deberá figurar si el medicamento necesita o no receta para su dispensación. Además, en las recetas se incluirán instrucciones con "toda la información necesaria y el correcto cumplimiento del tratamiento prescrito".

Una de las grandes novedades de este proyecto es la regulación del modelo de receta electrónica. Con ella será el propio paciente quien decida si desea que ciertos fármacos no estén visibles al solicitar la dispensación del resto de prescripciones al farmacéutico y determinará si autoriza al farmacéutico a conocer su historial.

Receta electrónica multiprescripción

La receta electrónica ofrecerá la posibilidad de la multiprescripción de tratamientos de hasta 12 meses de duración en el caso de dispensación renovable y la opción de consultar el estado de las dispensaciones del tratamiento prescrito. Además, el prevé el visado electrónico para medicamentos que lo precisen, lo que agilizará la accesibilidad de los pacientes a los mismos.

Para garantizar la funcionalidad de la receta electrónica en pacientes desplazados, Sanidad actuará "como nodo de intercomunicación de datos" entre todas las comunidades autónomas para garantizar "que el paciente podrá disponer de su medicamento en cualquier oficina de farmacia del territorio español".

Se establece por primera vez para la sanidad privada un modelo único y obligatorio de receta. Asimismo, es la primera vez que se regula la orden hospitalaria de dispensación, que será "renovable o no renovable en función del tratamiento".

Los medicamentos siempre serán dispensados por el Servicio de Farmacia Hospitalaria del hospital que ha emitido la orden, si bien se prevén excepciones para que los pacientes derivados a hospitales de referencia recojan su tratamiento en un hospital más cercano.

Ya somos 203.745