El 15% de los españoles mayores de 20 años presenta obesidad, según un estudio

La Sociedad Española de Arteriosclerosis presenta su informe <i>Las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo en España: hechos y cifras</i>.

España presenta "una auténtica epidemia de obesidad", pues el 15% de la población mayor de 20 años la presenta. En ancianos, la prevalencia de obesidad es más del doble, y en niños y adolescentes es casi un 20%, según el informe de la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) Las enfermedades cardiovasculares y sus factores de riesgo en España: hechos y cifras.

Otras de las conclusiones del estudio es que el 20% de la población española mayor de 18 años tiene el colesterol por encima de 250 mg/dl y que la incidencia de la diabetes está en torno al 10%, pero el 90% de ésta es diabetes tipo 2.

El presidente de la SEA, Pedro González Santos, explicó que este informe trata de describir el impacto de las enfermedades cardiovasculares en España, los principales factores de riesgo cardiovascular y los costes económicos derivados de estas enfermedades. "Aunque el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares ha disminuido en las ultimas décadas en España, el fallecimiento por infarto de miocardio ha aumentado, debido al envejecimiento de la población", afirmó.

Disminuyen otros factores de riesgo

Pero no todo es alarmante: el estudio señala que algunos factores de riesgo cardiovascular, como el tabaquismo, han disminuido, sobre todo en varones. En 2005 fumaba un 26% de la población mayor de 18 años, mientras que a finales del 2006 un año después de la promulgación de la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo fumaba el 24%.

Sin embargo, reconoce la SEA, la cifra es alta y advierte que la prevalencia de algunos factores de riesgo sigue siendo elevada y en ciertos casos, como el de la obesidad, ha aumentado de manera alarmante.

El estudio, presentado en el marco del XX Congreso de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, señala que en la actualidad los españoles consumen una dieta mediterránea modificada por los cambios alimentarios asociados al desarrollo económico de las últimas décadas.

"El consumo de carne, de platos preparados, bebidas no alcohólicas (zumos y refrescos) y de azúcar es alto, mientras que el consumo de legumbres es bajo. La dieta de los niños españoles reproduce las principales características de la dieta de los adultos", asegura el informe.

Ya somos 191.611