Informe de REE

FACUA exige al Gobierno una sanción ejemplar a Iberdrola por provocar un tercio del déficit de tarifa de 2006

La Federación critica que el mercado regulado de generación no es transparente y perjudica a los consumidores.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) demanda al Gobierno una sanción ejemplar contra Iberdrola después de que Red Eléctrica Española (REE) la haya acusado en un informe de provocar un tercio del déficit de tarifa de 2006. Este déficit es la diferencia entre los costes reales del sistema y los ingresos reconocidos en la tarifa, un desfase que es subvencionado por el Gobierno a las eléctricas.

En el documento, remitido por REE al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y desvelado hoy por el diario Cinco Días, se pone de manifiesto que la batalla declarada por Iberdrola en el segundo semestre del año pasado al precio regulado que el Gobierno fijó en el mercado mayorista de la electricidad provocó un déficit de tarifa extra de 1.028 millones, sobre un total de 3.578 millones.

La actitud de Iberdrola ha beneficiado a todo el sector, ya que de esos 1.028 millones, que se pagarán vía tarifa, 355 le corresponden a ella, 300 a Endesa, 120 a Unión Fenosa, 63 a Hidrocantábrico, 53 a Gas Natural, 47 a Viesgo, 11 a Centrica, 8 a Castelnou y 71 a otras empresas.

El déficil de tarifa habría sido en 2006 más de 1.000 millones de euros inferior "de no haberse producido el desplazamiento de las ofertas de Iberdrola Distribución de los mercados diarios e intradiarios hacia los de ajuste", según el informe de Red Eléctrica Española.

La estrategia de Iberdrola fue una reacción al precio regulado de 42,35 euros el MWh que el Gobierno estableció provisionalmente en marzo (Real Decreto 3/2006, de 24 de febrero) para determinadas transacciones en el pool. La intención del Ejecutivo era precisamente frenar el déficil de tarifa fijando dicho precio para la energía que compraran y vendieran simultáneamente las distribuidoras y generadoras del mismo grupo empresarial en el mercado mayorista.

A esta energía, que se consideró como una transacción bilateral y suponía el 60% del total contratado, se le pagarían los citados 42,35 euros el MWh y sólo a las compras no bilaterales se les reconocería el precio de mercado.

El informe de REE recoge que a partir del 9 de junio de 2006, Iberdrola (la única eléctrica que distribuye más de lo que produce, un 15% más) se rebeló contra el nuevo sistema al ordenar a su filial de distribución de no comprar electricidad en el mercado diario por debajo de los 42,35 euros.

Petición de valoraciones a la CNE

Industria, según publica Cinco Días, ha solicitado a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que haga una valoración económica del informe de REE y determine "sus posibles implicaciones jurídicas".

La valoración económica es también relevante ya que el Ministerio debe cerrar en junio el precio definitivo al que reconocerá la energía afectada en 2006 por el precio regulado de 42,35 euros MWh, dado que se trataba de un precio provisional. En enero, Industria modificó el sistema con el reconocimiento de un déficit tarifario exante (a priori) un nuevo sistema de subastas con revisiones de la tarifa trimestrales.

Demandas de FACUA

FACUA, que reclama una sanción ejemplarizante contra Iberdrola, considera que los últimos acontecimientos reflejan de forma reiterada que el mercado de generación no es transparente y que la legislación del sector debe modificarse profundamente para evitar más perjuicios a los consumidores.

Ya somos 198.294