Salgado reprocha a algunas comunidades que favorezcan el incumplimiento de la Ley del tabaco por establecimientos hosteleros

La ministra destaca en el Congreso el cambio de percepción de la sociedad española sobre el consumo de tabaco.

La Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, reprochó hoy a algunas comunidades autónomas que planteen dificultades a la aplicación de la Ley del tabaco porque están favoreciendo un clima en el que los establecimientos de restauración y ocio están siendo incumplidores de la norma.

Salgado respondía así en el Senado, durante la sesión de control al Gobierno, a la pregunta de la senadora del PNV Inmaculada Loroño sobre la valoración de la aplicación de la Ley un año y medio después de su entrada en vigor. En todo caso, la titular de Sanidad realizó una valoración positiva del cumplimiento de la norma.

"Desde luego, la Ley ha sido un éxito incuestionable en los lugares de trabajo que, con carácter general, se han convertido en lugares sin humo, ya sólo esa circunstancia hubiera justificado la aprobación de esta ley, con tan amplia mayoría", añadió.

En su opinión, lo más importante es el cambio de percepción de la sociedad española con respecto al consumo de tabaco. "Hace pocos años la generalidad de la población entendía que no debía de solicitarse ningún permiso para fumar en presencia de otro", reflexionó. "Esa situación ya ha cambiado, los ciudadanos en general tratan de cumplir la Ley".

3% de descenso en ventas

Asimismo, apuntó que las ventas de tabaco han disminuido un 3% y puso este descenso en relación con el aumento de población y con el hecho de que los precios de España son los más baratos de Europa. "El objetivo primero de la ley no era impedir que los ciudadanos fumen, sino que lo hagan en aquellos sitios donde pueden molestar a otros. Esa disminución del consumo quiere decir que los ciudadanos que fumaban muchos de ellos continúan fumando", precisó.

En cualquier caso, recordó que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en el primer año de entrada en vigor de la Ley, 750.000 fumadores mayores 18 años han abandonado la adicción, lo que supone una disminución de un 9 por ciento. Igualmente, recalcó que el 90% de la población ya considera que fumar es perjudicial para la salud y el 80,4% que la ley va a contribuir a mejorar la salud de la población española.

Salgado también afirmó que el Ministerio dedica 24 millones al año a ayudar a las comunidades autónomas a financiar actividades de deshabituación tabáquica, especialmente de maestros y profesionales sanitarios. "Espero que entre la población más joven en la encuesta escolar arroje resultados positivos de las actividades que se están realizando", deseó.

Por su parte, Loroño comentó que la clave del éxito de la Ley, más que las prohibiciones, serán las medidas de prevención, promoción de la salud y deshabituación tabáquica. "Establecer la prohibición de fumar limita el consumo pero no elimina el hábito", insistió, y demandó a la ministra que "haga esfuerzos en esta línea con las comunidades autónomas".

Ya somos 200.554