La DGT incorpora voluntarios discapacitados a los controles de alcoholemia para concienciar mejor

Se pone en marcha una nueva campaña especial para el control del consumo de alcohol al volante.

Más de un centenar de voluntarios de la Asociación de Lesionados Medulares (Aspaym) estarán presentes en las dos próximas semanas en los controles de alcoholemia de la Guardia Civil de Tráfico para concienciar a los conductores de las secuelas de los accidentes de circulación, en muchos casos relacionadas con el consumo de alcohol.

A partir del lunes 4 de junio acompañarán a los agentes de la Guardia Civil en los diferentes puntos que se instalen en veinte provincias españolas. Ese mismo día se pone en marcha la campaña especial de control del consumo de alcohol al volante, que hoy presentó el responsable de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, bajo el lema Porque la única tasa segura para conducir es 0,0 g/l; elige tu razón y no bebas.

Ésta es la última medida de la DGT para intentar concienciar a los conductores de que la mezcla alcohol-conducción no es compatible. Un total de 110 voluntarios, con lesiones medulares a causa de accidentes de tráfico, muchos de ellos por culpa del alcohol, acompañarán a los agentes encargados de realizar los controles de alcoholemia durante los fines de semana, para concienciar a aquellos usuarios que den positivo.

De esta forma se pretende promover una sensibilización especialmente directa y con la credibilidad que aporta la experiencia en primera persona de unas personas que deberán pasar el resto de su vida en una silla de rueda por haber cometido una imprudencia al volante.

Según explicó el presidente de Aspaym, Alberto de Pinto, los voluntarios quieren colaborar de esta forma contra "el terrorismo salvaje de la carretera". Su eslogan es No corras, no bebas, no cambies de ruedas.

Esta medida comienza en paralelo a la puesta en marcha de la campaña de la DGT para el control de tasas de alcoholemia, que se realiza cada año con la llegada del verano. En ella se insiste en la necesidad de concienciar a los conductores sobre los síntomas que produce el alcohol en el cuerpo y que suponen un peligro para la conducción: somnolencia, cansancio deterioro de la atención y de la percepción visual y auditiva, entre otros.

15.000 pruebas diarias de alcoholemia

Desde el 4 al 17 de junio, los agentes de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentarán los controles, con más de 800 puntos, con el objetivo de realizar 15.000 pruebas diarias (200.000 durante toda la campaña). Las campañas se realizarán en horario nocturno y durante las horas del medio día, con el fin de que los controles disuadan a las personas que ingieren bebidas alcohólicas durante las comidas.

A lo largo del pasado año, el número de controles realizados por la Guardia Civil se incrementó en más de medio millón respecto a 2005, hasta un total de 3,8 millones, en los que se detectaron 94.753 positivos. Según datos oficiales, un 2,47% de los conductores fueron denunciados por exceder las tasas máximas permitidas, la mitad que en 2000 (4,99%).

Por otra parte, Pere Navarro destacó, en rueda de prensa, la importancia de que los partidos alcancen un acuerdo que haga posible la reforma del Código, aunque esta modificación se retrase hasta después del verano. "La pelota está en el ámbito de los partidos políticos", destacó.

Los grupos parlamentarios del Congreso estudian una propuesta consensuada para reformar el Código Penal y establecer penas de cárcel por conducir a velocidad excesiva, superando las tasas de alcoholemia o sin carné.

Ya somos 198.082