Expertos universitarios identifican el virus de la hepatitis E en granjas porcinas de la Comunitat

Demandan una norma que obligue a tratar los excrementos porcinos para inactivar la contaminación por hepatitis E y otros agentes infecciosos al utilizarlos como fertilizantes.

Un equipo de investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha realizado un estudio en granjas porcinas de la Comunitat Valenciana, en las que han observado que en el 71% de los casos se encuentra el virus en alguna de las muestras de heces o suero de cerdos como en las fosas purines, según informaron hoy fuentes de esta institución académica.

El estudio está basado en los resultados de la tesis Estudio epidemiológico y características genéticas del virus de la Hepatitis E en explotaciones porcinas, elaborada por Salceda Fernández-Barredo del Amo, del Departamento de Atención Sanitaria, Salud Pública y Sanidad Animal de la citada universidad, y dirigida por los doctores María Teresa Pérez Gracia, Ángel García Muñoz, y Santiago Vega García.

Al respecto, se concluye que el ARN viral identificado en este estudio "tiene una similitud mayor del 90% entre las cepas de cerdos identificadas y las cepas obtenidas en pacientes españoles afectados por el VHE", explicó Salceda Fernández-Barredo. Esta elevada similitud sugiere que el VHE de los cerdos podría ser capaz de infectar al ser humano.

De hecho, en los países desarrollados como España, los casos de hepatitis E son "escasos" y se suelen restringir a personas de avanzada edad con una patología hepática previa, aunque este grupo de investigación recientemente ha descrito un caso en un trabajador de matadero porcino cuya secuencia era similar en más de un 90% a una de las secuencias porcinas obtenidas en la mencionada tesis.

Por ello, se sospecha que las personas en contacto con cerdos "podrían tener un mayor riesgo de contraer la hepatitis E". "No es necesario crear alarma social, pero sí mantener unas medidas higiénicas básicas para evitar contagios por el virus de la Hepatitis E desde los cerdos a los trabajadores en contacto con éstos", recomendó.

Consejos higiénicos

En ese sentido, recordó que en otros países, como Japón, "sí existe una relación entre el consumo de carne y vísceras de cerdo y el contagio en humanos del virus de la Hepatitis E" porque "en estos países existe una gran tradición de consumir la carne y las vísceras de cerdo y jabalí crudas, sin ningún tipo de tratamiento ni proceso de curación".

Sin embargo, en España, es "poco probable" ya que "aquí sí se curan los embutidos, y el número de casos es casi inexistente en relación a la cantidad de personas que consumen este tipo de productos". Aún así, los trabajadores que están en contacto directo con los cerdos, su purines -excrementos- o sus productos deberían tener "especial cuidado y extremar las medidas de higiene para prevenir un posible contagio", afirmó la experta. Entre ellas, propuso que los purines procedentes del lavado de los suelos de las granjas porcinas, que se utilizan como fertilizante, "deberían pasar por un tratamiento para inactivar la contaminación por Hepatitis E y otros agentes infecciosos".

En la actualidad, existen algunas "plantas piloto" que fabrican compost a partir de purines y estiércol de cerdo y otras especies animales con un tratamiento previo de estos purines. En concreto, en Castellón hay cuatro de las veintidós plantas que existen en toda España de este tipo que realizan un tratamiento del purín, que lo convertiría en un fertilizante sin riesgo.

Con todo, criticó que todavía no existe una ley que "obligue" a los ganaderos y los agricultores a tratar los purines. Además, subrayó la importancia de cumplir con las normas básicas de bioseguridad como lavarse bien las manos antes y después de estar en contacto con los cerdos y cambiarse de ropa y de calzado.

Ya somos 203.587