Sanidad retiene un lote de vacunas contra la fiebre amarilla tras la muerte de una joven onubense

Ingresó en el hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva con fiebre y daño visceral multiorgánico, tras un cuadro de fiebre, malestar general, vómitos y diarrea los días previos.

El Ministerio de Sanidad y Consumo ha afirmado hoy que mantiene retenido un lote de vacunas contra la fiebre amarilla como "medida de precaución" ante el fallecimiento de una joven onubense de 26 años, con iniciales P.S.A., con un diagnóstico de esta enfermedad asociado a una reacción postvacunal.

La joven ingresó el pasado jueves en el hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva con fiebre y daño visceral multiorgánico, tras un cuadro de fiebre, malestar general, vómitos y diarrea los días previos.

Según un comunicado del hospital, la paciente también se había vacunado de difteria y tétanos el pasado 14 de octubre en los servicios de Sanidad Exterior de Huelva, dependiente del ministerio, ante la proximidad de un viaje al extranjero.

El ingreso se produjo directamente en la Unidad de Cuidados Intensivos el mismo jueves, donde se le diagnosticó fiebre amarilla asociada a una reacción posvacunal que evolucionó rápidamente y que no pudo ser remontada con éxito por el equipo médico, falleciendo esta madrugada a las 5:30 horas.

Fuentes del Ministerio han informado que están a la espera de obtener nuevas informaciones procedentes de la Junta de Andalucía sobre este caso. También han insistido en que las personas "no dejen de vacunarse si tienen que marcharse al extranjero", porque los beneficios de esta inmunización son mayores que los riesgos.

Sin precedentes en España

Las mismas fuentes aseguraron que la actuación del centro de vacunación de Huelva fue "perfecto" en cuanto al protocolo y han tratado de evitar que se cree una alarma innecesaria insistido en que "el lote está localizado".

Desde el año 1985 "sólo se han recibido veinticinco notificaciones con sintomatología leve de reacción a esta vacuna y ningún caso como el registrado en Huelva", comentan desde el Ministerio. De la misma forma, Sanidad ha señalado que el porcentaje de casos como el de P.S.A., en la franja de edad de entre los 25 y los 44 años, ni siquiera alcanza el 1% por cada 100.000 habitantes.

El Ministerio se mantiene a la espera de recibir información sobre el caso desde la Junta de Andalucía, por lo que la retención del lote de vacunas "sólo es una medida cautelar dictada por Sanidad", reiteraron.

El Hospital Juan Ramón Jiménez envió las muestras al Centro Nacional de Microbiología y Virología de Majadahonda para la confirmación biológica del caso, después de que la víctima ingresase en el centro, según confirmó la dirección del Hospital Juan Ramón Jiménez.

En este sentido, el director médico del centro, Mariano Aguayo, calcula que en una semana "podrían estar ya los resultados definitivos". En su opinión dicha muerte pudo deberse "a que la cepa fuese muy virulenta y el virus atenuado desencadenase en la paciente la propia infección de fiebre amarilla".

La vacuna contra la fiebre amarilla, que se elabora con virus atenuados, no se encuentra incluida en el calendario vacunal de la Junta de Andalucía por tratarse de una enfermedad de la que se encuentra exenta la comunidad andaluza y el territorio europeo en general.

Se trata de una medida recomendada por Sanidad Exterior, dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo únicamente en el caso de viajar a países donde aparece la enfermedad: la mayoría de los países del área subsahariana y del trópico americano.

Ya somos 197.920