Los consumidores piden a los gobiernos que actúen para evitar el cambio climático, según un estudio

Los ciudadanos de Suiza, Francia, Australia y Canadá, los más concienciados sobre las posibles consecuencias.

Una gran mayoría de la población considera que los gobiernos tienen una gran responsabilidad para evitar el cambio climático, según un estudio realizado por The Nielsen Company y Oxford University's Environmental Change Institute. Además, la preocupación de los internautas sobre este fenómeno ha aumentado fuertemente en los últimos seis meses.

En España, el porcentaje de consumidores que mencionan el cambio climático entre sus dos mayores preocupaciones ha subido cuatro puntos, pasando del 11% en octubre del pasado año al 15% el pasado mes de abril.

"La conciencia y preocupación sobre las consecuencias del cambio climático han aumentado notablemente en los últimos meses. Políticos y gobiernos deben estar preparados para responder a la llamada de los ciudadanos para salvar el planeta", señaló el presidente de ACNielsen Europa, Patrick Dodd. El estudio de Nielsen sobre el cambio climático se ha realizado a través de Internet en abril de 2007, y ha contado con la participación de 26.486 internautas de cuarenta y siete países de Norteamérica, Europa, Asia Pacífico, Latinoamérica y Oriente Medio.

El estudio revela que dos de cada cinco consumidores de todo el mundo, es decir, el 42% del total, creen que los gobiernos deben reducir las emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes. También dos de cada cinco de los encuestados consideran que deben ponerse en marcha otras acciones para reducir los gases que contribuyen al calentamiento global y mejorar el medio ambiente.

Por el contrario, los encuestados no creen que las iniciativas que puedan tomar individualmente puedan contribuir mucho a evitar el cambio climático. Así, se piensa que acciones como "reducir los viajes aéreos" no tendrían gran impacto. Sólo el 3% de los encuestados creen que esa media podría ayudar, si bien este porcentaje es bastante más elevado en países como Reino Unido y Alemania.

"Los consumidores consideran claramente que la responsabilidad de tomar decisiones y poner en marcha acciones para evitar el cambio climático corresponde a los gobiernos, que deben dirigir la lucha y afrontar los problemas medioambientales", indica Dodd.

"No se producía un incremento tan significativo de la preocupación de la población sobre el cambio climático desde finales de la década de 1980, y además es algo absolutamente global, pues se detecta en prácticamente todo el mundo, desde Sudáfrica hasta Suiza", señaló el doctor Max Boykoff, del Environmental Change Institute.

En este sentido, la preocupación sobre el cambio climático ha subido nueve puntos desde octubre de 2006, cuando fue mencionada por el 7% de los consumidores consultados. En abril de 2007, la citan el 16%. En algunos países el porcentaje de consumidores que lo mencionan como problema se ha multiplicado por tres y por cuatro. Incluso en Estados Unidos, el país donde se da el menor porcentaje de consumidores preocupados por el cambio climático, el porcentaje ha pasado del 6% al 13%, destacó Dodd.

Diferencias por países

El país que muestra mayor concienciación sobre las posibles consecuencias del cambio climático es Suiza, con el 36% de consumidores que lo citan entre sus dos principales preocupaciones. Le sigue Francia, con un 32%; y Australia y Canadá, con el 31%. En el extremo opuesto se sitúan Corea del Sur, Rusia, Egipto, Letonia, Estonia y Polonia, todos por debajo del 5%.

Los mayores incrementos en el porcentaje de ciudadanos preocupados por el cambio climático en el último semestre se han dado en Grecia, con un 19%, pasando del 4% al 23%; Brasil, con el 17%, y subiendo del 7 al 24%; Bélgica, donde pasó del 11 al 28%; Noruega, del 10 al 27%; Suiza, donde ha aumentado del 19 al 36%.

Entre las medidas que los gobiernos pueden implementar para evitar el cambio climático propuestas por los consumidores destacan las restricciones a las emisiones de dióxido de carbono, señaladas por el 42% de los consumidores; iniciativas en investigaciones científicas y tecnológicas para desarrollar fuentes energéticas alternativas y no contaminantes, que mencionan un 31%; mayor inversión y promoción del transporte público, que citan el 22%; y el mismo porcentaje que señala que deben ponerse en marcha otros incentivos e iniciativas respetuosos con el medio ambiente. Un 21% indica que deben cambiarse a fuentes de energía más eficientes, como las bombillas de bajo consumo. Y un 17% estaría a favor de que los gobiernos estableciesen impuestos y tasas individuales por contaminación medioambiental.

Los consumidores también mencionan medidas que dependen sobre todo de su participación. El 31% señala que es importante contribuir reciclando todo lo que se pueda; el 16% cree que debería usarse menos el coche privado; un 7% considera que debe tenerlo en cuenta en sus compras siempre que sea posible, como consumiendo las verduras y frutas de temporada; el 6% cree que deben aislar mejor sus hogares para consumir menos energía; y el 6% opina que puede contribuir comprando en tiendas y cadenas comerciales que estén éticamente concienciadas en el respeto al medio ambiente.

Ya somos 192.664