Según un informe interno

El FBI ha violado de forma generalizada sus propias normas al obtener datos de los ciudadanos

El número de abusos descubiertos es muy superior al que se había documentado en un informe previo del Departamento de Justicia estadounidense.

Un informe interno revelado por el diario estadounidense The Washington Post pone de manifiesto que el FBI ha violado de forma generalizada sus propias normas en la obtención de grabaciones telefónicas, correos electrónicos y transacciones financieras de ciudadanos. La agencia federal estadounidense infringió su normativa en más de mil ocasiones en los últimos años, se asegura en el documento, que se ha centrado sólo en el 10% de los casos investigados por el FBI desde 2002, según informa el diario en su página web.

El número de abusos descubiertos es muy superior al que se había documentado en un informe previo del Departamento de Justicia, divulgado en marzo pasado y que había encontrado veintidós violaciones. A pesar de todo, los funcionarios del FBI retenían esa información, en la mayor parte de los casos relativa a actividades sospechosas de terrorismo o espionaje.

Los abusos aumentaron a raíz de los atentados del 11 de septiembre, según The Washington Post, que asegura que sólo en 2005 se enviaron cerca de 20.000 requerimientos de información a ciudadanos.

Esas peticiones (conocidas en inglés como national security letters) permiten al FBI grabar llamadas telefónicas y obtener datos financieros y sobre negocios sin autorización judicial.

Con la aprobación tras el 11-S de la Ley Patriota (Patriot Act), que acentúa las medidas antiterroristas, se eliminó la necesidad de que los agentes federales argumentasen razones específicas para esos requerimientos y actualmente sólo necesitan indicar que son relevantes para una investigación.

Ya somos 190.297