Publicidad engañosa

Autocontrol insta a Pascual a que deje de anunciar sus zumos como refrigerados

J. García Carrión denunció que el zumo de su competidor es <i>"envasado, transportado y almacenado a temperatura ambiente"</i>.

La Sección Tercera del Jurado de la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) ha instado a la empresa alimentaria Pascual a que deje de anunciar sus zumos como refrigerados y le exige que rectifique su anuncio por tratarse de publicidad engañosa.

Autocontrol resolvió así el pasado 26 de abril la reclamación presentada por la empresa J. García Carrión, que comercializa los productos Don Simón, contra la publicidad difundida en televisión de los zumos Pascual por "engaño" al consumidor.

La resolución firme de la Asociación, integrada por anunciantes, agencias de publicidad y medios de comunicación, declara que Pascual "infringió el principio de legalidad" en su publicidad al presentar como refrigerado un zumo que, según las pruebas aportadas, es "envasado, transportado y almacenado a temperatura ambiente" y sólo se comienza a refrigerar "en el momento de su venta al público". Por su parte, Pascual no negó este proceso en su escrito de contestación.

El Jurado de Autocontrol estimó que el consumidor medio, al atender la publicidad de Pascual, "tiende a atribuir" a estos productos "una mayor calidad y unas propiedades más convenientes" que no se corresponden con la realidad de las pruebas aportadas.

J. García Carrión alegó que Pascual estaba ofertando su zumo refrigerado un 80% más caro que su zumo marca Don Simón. Y que dicha diferencia de precio del competidor y el suyo sólo es abonada por un consumidor "consciente" de las ventajas que supone para el zumo su manteminiento en frío durante toda la cadena.

En las últimas semanas, J. García Carrión viene desarrollando una campaña de publicidad comparativa en televisión donde advierte de las diferencias entre las condiciones de refrigeración de su zumo Don Simón y las del de Pascual.

Ya somos 190.991