Iberdrola abona 122 euros a un socio de FACUA al que recortaron la compensación de autoconsumo que acordó

La eléctrica debía compensar los excedentes de una instalación con 0,18 euros/Kwh pero acabó abonándolo a apenas 0,08 euros/Khw, un valor fijo bastante menor al pactado con su cliente.

Iberdrola abona 122 euros a un socio de FACUA al que recortaron la compensación de autoconsumo que acordó

Tras la reclamación de FACUA-Consumidores en Acción, Iberdrola ha devuelto 122 euros a un cliente al que le aplicaron un precio de compensación de excedentes de autoconsumo menor al que tenía contratado. Aunque en principio dijeron que la facturación aplicada era correcta, la asociación probó que no atendía a lo acordado con el titular del contrato.

Javier J. N., de Las Rozas de Madrid, tenía un contrato de suministro de electricidad con Iberdrola denominado Plan Solar por el que la eléctrica le abonaba una compensación de excedentes por la energía que producía una instalación de autoconsumo en su vivienda familiar.

El 30 de mayo de 2022, el cliente recibió una notificación de Iberdrola por correo electrónico informándole de los nuevos precios aplicables al contrato para el periodo anual del 12 de julio de 2022, pero el titular del contrato manifestó que no estaba de acuerdo con las nuevas condiciones. La eléctrica le hizo entonces una nueva oferta por teléfono y puso énfasis en las condiciones de compensación de excedentes, cuestiones que no se aludían en la información que recibió el 30 de mayo de 2022.

Precio variable para cobrar, precio fijo para compensarle

En esta llamada, el cliente acordó con Iberdrola que, dado que le incrementaron el precio que pagaba por la energía eléctrica que compraba, quería que se incrementasen también el precio con el que le compensaban los excedentes que generaba en la instalación de su vivienda. Y es que, mientras le subían en un 100% el costo de la energía vendida, en Iberdrola evitaron compensarle del mismo modo la que le vendían.

Fruto de esta negociación, desde Iberdrola le ofrecieron acogerse a una tarifa de compensación de excedentes de precio variable donde el precio que recibiese iba a depender del precio mayorista de la energía. El titular del contrato lo aceptó, y así recibió el contrato por correo electrónico tras la comunicación telefónica, y lo devolvió firmado a Iberdrola.

La sorpresa para Javier llegó al constatar con la primera factura que hasta el 12 de julio le aplicaron la tarifa del contrato anterior, pero desde el 12 de julio al 31 de julio le aplicaron las tarifas de coste nuevas contratadas, sin tener en cuenta el precio variable o PVPC en vigor en ese periodo para la compensación de los excedentes, tasado por encima de los 0,18 euros/Kwh, por contra se los compensaron a 0,08 euros/Kwh.

Reclamó que cumplieran el contrato

Alertado por este cambio respecto a las condiciones que acordó, el 13 de septiembre de 2022 el cliente llamó a Iberdrola para reclamarle que cumpliera con el nuevo contrato suscrito. La eléctrica sostuvo que cambiaron las condiciones de su contrato para modificar la compensación de excedentes, pasando de un precio variable PVPC, como negociaron por teléfono, a uno fijo de 0,08 euros/Kwh.

Para que le aplicaran las condiciones de precio variable en los excedentes, tal y como acordó en julio, Iberdrola le obligaba ahora a firmar otro contrato. En su reclamación, Javier insistió en una máxima: que respetaran las condiciones firmadas el 12 de julio de 2022.

Pero en la factura que recibió el 27 de septiembre Iberdrola siguió con el error al fijar el precio de la compensación de excedentes sin atender a las condiciones del contrato del 12 de julio, y pese a la reclamación interpuesta por el titular, que optó por devolver las facturas domiciliadas correspondientes al periodo de julio y agosto hasta que la eléctrica las ajustase a las condiciones pactadas.

El 3 de noviembre, Iberdrola ofreció por fin una respuesta a la reclamación. En contra de lo que habían hablado por teléfono, e incluso del contrato que firmó y envió a la eléctrica por correo electrónico, le informaron que el precio de compensación de excedentes que le aplicaron era correcto, por lo que Javier se vió obligado a volver a la casilla de salida presentando una nueva reclamación.

Iberdrola no reconoció su error al cliente

Lejos de rectificar las facturas, Iberdrola empezó a notificar avisos de corte de suministro si Javier no realizaba el abono íntegro de las facturas que devolvió en julio y agosto de 2022, con lo que la compañía hostigó a su cliente durante semanas, sin vocación de enmendar la situación que había originado.

Ante esta situación, Javier recurrió a FACUA para defender sus intereses como consumidor. La asociación se dirigó de forma amistosa a Iberdrola para reclamar la devolución de la diferencia entre lo que le abonaron por la compensación de excedentes y lo que debían haberle abonado en virtud de las condiciones del contrato que el cliente suscribió el 12 de julio con la eléctrica.

La eléctrica accedió ante FACUA

Finalmente, Iberdrola ha contestado a FACUA que "hemos revisado las condiciones de la oferta recogida en el contrato de Javier y hemos comprobado la procedencia de la solicitud", indicaron a la asociación en su réplica, y añadieron: "de acuerdo con la reclamación, se ha procedido a ajustar los importes incorrectos facturados durante este periodo aplicando el precio variable a los excedentes de consumo, realizando el abono correspondiente a la cuenta habitual de pago".

Javier ha confirmado a FACUA que ha recibido recientemente una factura rectificativa con 122,36 euros a su favor por la reclamación de la compensación de excedentes desde el 12 de julio al 14 de septiembre de 2022, quedando satisfecha su demanda.

Ya somos 252.162