La justicia francesa condena a Carrefour a pagar 2 millones de euros por publicidad engañosa y venta a pérdidas

La empresa deberá abonar 60.000 euros a la acusación particular, la asociación de consumidores UFC-Que Chosir.

El tribunal correccional de Evry, al sur de París, condenó hoy a Carrefour, el número uno francés de la distribución, a pagar dos millones de euros, esencialmente por haber incurrido en publicidad engañosa, pero también por venta a pérdidas y por comisiones que le pagan sus proveedores.

El gigante de la distribución deberá también abonar 60.000 euros a la asociación de consumidores UFC-Que Choisir, que se había constituido en acusación particular.

La decisión del tribunal francés confirma que en diciembre de 2003 Carrefour había realizado publicidad de productos de los que no disponía en cantidad suficiente. Asimismo, la empresa francesa habría vendido productos hasta cien euros más caros que los precios anunciados en sus campañas publicitarias.

La justicia gala también consideró culpable a la empresa de haber recibido remuneraciones por parte de los proveedores y de haber establecido entre diciembre de 2005 y 2006 compromisos contractuales imprecisos en el marco de campañas de ventas de productos.

Carrefour deberá publicar el dictamen sobre la publicidad engañosa en las 213 tiendas que tiene la empresa en el país. En cuanto a la sentencia sobre la reventa a pérdida y los contratos de cooperación comercial que regulan las comisiones que deben pagar los proveedores, Carrefour tendrá que publicarla en los diarios Les Echos y Le Figaro durante un mes.

Según aseguraron a Europa Press fuentes de la empresa gala, la directiva se reserva el derecho de recurrir la decisión judicial, aunque aún no lo han hecho oficialmente.

Ya somos 194.264