FACUA asesora a los consumidores para evitar abusos durante la Semana Santa

Es importante tener en cuenta que los precios de los establecimientos de hostelería son libres, pero deben estar expuestos visible y detalladamente al público.

Con motivo de la Semana Santa, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) advierte a los consumidores que tengan una serie de precauciones para evitar abusos en establecimientos de hostelería y puestos ambulantes.

FACUA aconseja a los consumidores que se aseguren de que los locales o puestos ambulantes a los que acudan tengan expuesta al público la debida licencia de apertura del Ayuntamiento del municipio y evite comprar en aquellos establecimientos que no reúnan este requisito, porque además de estar funcionando ilegalmente, no hay garantías de que los productos que vendan reúnan las necesarias condiciones higiénico-sanitarias.

La Federación hace un llamamiento a los empresarios de hotelería para que cumplan escrupulosamente con las medidas de higiene exigibles en los establecimientos, los alimentos y el personal que atiende a los consumidores. Asimismo, espera que los ayuntamientos intensifiquen las inspecciones durante estas fechas.

FACUA recuerda que hay que tener siempre en cuenta que todo establecimiento de hostelería debe contar con una lista de precios expuesta al público de forma visible, por lo que hay que asegurarse del precio de las consumiciones que se van a realizar a fin de evitar sorpresas de última hora. Los precios son libres, así que, aunque en determinados casos parezcan abusivos por las fechas en las que nos encontramos, son legales siempre y cuando se encuentren respaldados por la correspondiente lista de precios a la vista del público.

La Federación aconseja precaución con las condiciones higiénicas de los alimentos. Las tapas preparadas deben estar expuestas en vitrinas frigoríficas, por lo que hay que desconfiar de la higiene y conservación de los platos que no se encuentren en estas condiciones, pues podrían resultar perjudiciales para la salud. Por otra parte, las personas que manipulan los alimentos deben no sólo poseer el correspondiente carné de manipulador, sino tomar las debidas precauciones higiénicas en el tratamiento de los productos.

Si el consumidor detecta productos en mal estado, no debe dudar en advertirlo a la policía local, para que requiera la toma de muestras, su análisis y posterior retirada de la venta si procediese, así como las correspondientes medidas contra el responsable del local.

Por último, en caso de que el consumidor considere que se han vulnerado sus derechos, FACUA le aconseja que exija la hoja de reclamaciones que todo establecimiento debe tener a disposición del público y acudir a una Asociación de Consumidores y Usuarios para asesorarse sobre las vías de solución del problema. Si le niegan la hoja de reclamaciones, debe recabar la presencia de la Policía Local para que levante atestado de los hechos.

Ya somos 203.649