FACUA y la Federación Andaluza de Minusválidos Asociados firman un convenio de colaboración

La falta de accesibilidad en los comercios impide a las personas con discapacidad ser consumidores normalizados.

Salvo las grandes superficies, la mayoría del pequeño y mediano comercio andaluz se caracteriza por una proliferación excesiva de barreras arquitectónicas. La falta de accesibilidad de los establecimientos privados en Andalucía impide que miles de discapacitados puedan ejercer con normalidad sus derechos como consumidores y usuarios.br>
Con este telón de fondo, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) y la Federación Andaluza de Minusválidos Asociados (FAMA) firmarán mañana un convenio de colaboración a nivel autonómico con la finalidad de reforzar el papel activo como consumidores de los cerca de 710.000 discapacitados censados en nuestra comunidad.br>
De esta forma, ambas entidades tienen previsto emprender en toda Andalucía una campaña para determinar dónde se encuentran los principales problemas del colectivo en el campo del consumo y ofrecer apoyo técnico y jurídico a aquellas personas discapacitadas que hayan visto lesionados sus derechos como consumidores por la existencia de barreras o por la imposibilidad de acceder físicamente a establecimientos donde se prestan bienes y servicios.br>
Desde la aprobación en el Parlamento de Andalucía de la Ley de Atención a las Personas con Discapacidad hace ahora dos años, todos los lugares públicos y de concurrencia pública de Andalucía deben ser accesibles bajo sanción administrativa que puede alcanzar los 50 millones de pesetas.br>
FACUA hizo público hace unos meses un informe donde se demostraba los problemas de circulación de las personas con movilidad reducida en el centro de Sevilla por la falta de rebajes y la existencia generalizada de bordillos de hasta 18 centímetros de altura.

Ya somos 192.658