Londres ordena sacrificar los animales de una tercera granja como medida de precaución

Se siguen realizando análisis para comprobar si hay más animales afectados.

Reino Unido ha anunciado hoy que relajará la prohibición de trasladar animales vivos en todo el país impuesta la semana pasada tras detectarse un brote de fiebre aftosa en el sur de Inglaterra, pero ordenó sacrificar como medida de precaución a los animales de una tercera granja que se sospecha podrían estar contagiados.

La veterinaria jefe del Gobierno, Debby Reynolds, dijo que "los granjeros de fuera del perímetro de la zona que rodea la granja donde se detectó el brote inicialmente podrán enviar a sus animales a los mataderos para sacrificarlos a partir de medianoche".

Según Reynolds, "como medida de precaución se ha ordenado el sacrificio de los animales de una tercera granja cercana a la primera, mientras se realizan análisis para determinar si hay más animales contagiados".

De acuerdo con la responsable veterinaria, el riesgo de que la enfermedad se extienda al resto del país a partir de la zona de vigilancia de diez kilómetros impuesta en torno a la granja de Surrey es "bajo, si no insignificante".

Ya somos 203.747