El Gobierno intensificará el control de las importaciones y el etiquetado del pescado

Se pretende aumentar los controles en la merluza, el atún y el bonito.

El Gobierno se ha comprometido a intensificar el número de controles de las importaciones de pescado, especialmente de merluza, atún y bonito y a garantizar el correcto etiquetado tanto en la red de mercados mayoristas como en las tiendas.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha informado hoy de que se ha adoptado esta decisión a la luz de los análisis de mercado realizados sobre estas especies, tanto desde el sector pesquero como desde la Secretaría General de Pesca Marítima.

Responsables del departamento que dirige Elena Espinosa se reunieron esta mañana con el sector pesquero del Cantábrico y del Noroeste, que expresó su inquietud por los efectos sobre la actividad extractiva y comercializadora de las importaciones masivas de pescado, sobre todo de atún.

Para mayor control de las entradas de merluza, Pesca Marítima estrechará su cooperación con la Dirección General de Aduanas e Impuestos y de Salud Pública para inspeccionar las entradas tanto de producto fresco como congelado.

También mantendrá una reunión "inminente" con la red de mercados centrales (Mercas) para verificar el correcto etiquetado y colaborará con las autoridades de Galicia para aumentar los controles desde la llegada del producto a la lonja hasta su venta final.

Por otro lado, la Administración ha subrayado el mantenimiento "estricto" de los controles e importaciones para el bonito del Norte y otros túnidos en colaboración con los ministerios de Sanidad y Consumo y de Economía y Hacienda.

No obstante, las comunidades autónomas se han comprometido a reforzar junto a Pesca Marítima las inspecciones sobre el etiquetado en los diferentes eslabones de la cadena alimentaria, así como a estudiar formas de reforzarlo dentro de los márgenes legales.

Además, la Dirección General de Estructuras y Mercados Pesqueros estudiará la posibilidad de invocar la cláusula de salvaguardia, prevista en la Organización Común de Mercados de Productos de la Pesca.

Pescadores y conserveros

La Secretaría General de Pesca Marítima trasladará la inquietud de la flota extractiva de bonito a la industria conservera para que las legítimas necesidades de abastecimiento de dicha industria puedan coexistir con el ejercicio de la pesca responsable de este segmento de flota.

Por parte de la Administración asistieron a la reunión el subdirector general de Comercialización Pesquera, Juan Manuel Velasco, el subdirector general de Caladero Nacional, José Manuel Sánchez Morá, y técnicos del FROM.

Del sector pesquero han asistido la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, las Federaciones de Cofradías de Galicia, Cantabria, País Vasco y Asturias, así como representantes del sector pesquero gallego (OPP Lugo, Puerto de Celeiro y Armadores de Burela), además de los directores generales de Pesca de dichas comunidades.

Ya somos 190.611