Rumanía detecta el mayor porcentaje de dietilenglicol hasta la fecha en un dentífrico del que el INC se negó a informar a FACUA

La Federación hizo públicas sus sospechas sobre Maxam hace un mes, pero el subdirector general de Calidad del Consumo rehusó facilitarle información sobre ésta y otras dieciséis marcas inmovilizadas por las comunidades autónomas.

El gobierno rumano ha confirmado las sospechas que la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) trasladó a la opinión pública el pasado 13 de julio sobre la pasta de dientes Maxam al detectar en ella la sustancia tóxica dietilenglicol (DEG).

El Instituto Nacional del Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Consumo se había negado a informar a FACUA sobre la posible presencia de DEG en ésta y otras dieciséis marcas de dentífricos inmovilizadas por las comunidades autónomas por sus irregularidades en el etiquetado.

Maxam contiene DEG en un porcentaje del 9%, el mayor registrado en las once marcas que han dado positivo en este agente químico en los análisis dados a conocer hasta la fecha por parte de los gobiernos de España, Francia y Rumanía, casi todas ellas incluidas en el sistema de alerta rápida europea sobre productos de consumo peligrosos (Rapex, en sus siglas en inglés), como ocurrió ayer con Maxam.

El subdirector general de Calidad del Consumo, Carlos Arnaiz, dio respuesta a la solicitud de información de FACUA sobre los análisis efectuados por el Ministerio, confirmando la presencia de dietilenglicol en cinco marcas importadas ilegalmente, que se sumaban a la primera hecha pública por Sanidad. Ante ello, la Federación le pidió que aclarase si se habían analizado ya todas las marcas localizadas por las autoridades autonómicas, para lo que le remitió un listado.

Arnaiz contestó el mismo día, el 31 de julio, advirtiendo a FACUA que si quería información sobre más análisis, tendría que pedírsela a las comunidades autónomas. La Federación considera inaceptable este ocultismo del INC y critica asimismo que el Ministerio no haya difundido más comunicados sobre el tema desde que confirmó el primer caso en la marca Tri Leaf y su variante Spearmint, pese a que ha venido detectado dietilenglicol en un buen número de marcas.

FACUA planteó el mes pasado sus sospechas sobre Maxam, localizada por el Gobierno vasco, al ser del mismo fabricante que Tri Leaf, la primera marca en la que Sanidad y Consumo localizó dietilenglicol. De hecho, la empresa, la china Shanghai White Cat Shareholding, había informado en un comunicado que hasta el 21 de mayo utilizaba dietilenglicol en sus dentífricos.

El Gobierno chino prohibió el mes pasado el uso de DEG en la fabricación de dentífricos tras la alerta y retirada mundial de numerosas marcas procedentes del país asiático iniciada en mayo en Panamá. En ese país hay una importante alarma social por esta sustancia tóxica debido a que más de cien usuarios murieron en 2006 tras ingerir cuatro fármacos de la estatal Caja de Seguro Social contaminados con dietilenglicol. La sustancia había sido adquirida como supuesta glicerina por la empresa panameña Grupo Comercial Medicom a la española Rasfer Internacional, que a su vez hizo de intermediaria con una compañía china.

Ya somos 198.330